El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires no consiguió el 75% de adhesión de los bonistas, necesario para postergar el pago que venció el 26 de enero, y decidió abonar los 250 millones de dólares, más los intereses, con fondos netamente provinciales.

El ofrecimiento que realizó el Gobernador Axel Kicillof consistía en pagar el 30% del capital en el plazo ya estimado. Luego, dentro de los 5 días hábiles posteriores al pago, se comprometía a abonar los intereses del capital aplazado, y el 70% restante el 1 de mayo.

Kicillof había conseguido la mitad de adhesión de los acreedores, pero el fondo Fidelity, el cual representa el 25% de los mismos, no aceptó la propuesta del Gobernador, por lo que no se pudo conseguir el porcentaje necesario para concretar la postergación del pago.

Por este motivo, desde la Provincia de Buenos Aires,  decidieron abonar el total del pago de capital por 250 millones de dólares y los 27 millones de intereses con recursos provinciales. Con esto se evitó entrar en default, lo que hubiera sido el peor escenario ya que hubiera complicado la reestructuración de la deuda en moneda extranjera que quiere llevar a cabo tanto el Gobierno Provincial como el Nacional.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *