El especialista en Derecho Laboral y Tributario, Juan Pablo Chiesa, dialogó con el programa “LA VOZ 889”, emitido por FM 88.9, y analizó las consecuencias económicas y financieras generadas por la pandemia del coronavirus.

El desarrollo económico de la actividad financiera está muy parado. Hay muchos sectores parados, con un déficit de desempleo de más del 50 por ciento de los empleados. Lamentablemente, la economía que la manejan las pymes está muy quebrada y destruida. El desarrollo económico y financiero va a tardar en poder avanzar en forma autónoma. 

Esta es una pandemia que afecta al mundo en general, es peor que la crisis de 1930. Imaginate cómo repercute en Argentina que ya venía golpeada antes de la pandemia. 

El agujero fiscal va a ser muy grande, quizá no se sienta este año, sino a partir del próximo. 

Esperemos que la unión nacional pueda hacer que la economía doméstica, que es la que mueve el motor de la economía, y las actividades más importantes como la construcción, la gastronomía, el turismo, el comercio, puedan de a poco desarrollar un progreso. 

Hay 18 mil pymes que están con problemas de poder pagar los aportes y las contribuciones patronales. Eso es lo que va a seguridad social y hace que la Anses no recaude y que haya un atraso generalizado del pago de las asignaciones familiares.

Hoy hay una gran moratoria que está en los pasillos del Congreso para ser tratada la semana que viene. Es una moratoria que abarca las deudas hasta el 30 de junio. Todas las personas físicas y jurídicas van a poder saldar las deudas hasta el 30 de junio. 

Lo importante es que se pueden adherir a la moratoria hasta el 30 de octubre y el primer pago de la cuota uno es en noviembre.

Hoy el empresario se va a dormir con la cabeza hinchada de las deudas que tiene, porque no puede pagar los aportes, las contribuciones, la obra social, la ART. 

Dentro de poco, los empresarios de las pymes se van a levantar sin deudas y en lo que van a pensar es en invertir en la productividad, en mano de obra, en materia prima. Van a poder destinarlo a eso porque van a contar con una moratoria que va a generar tener las deudas previsionales y tributarias al día. 

Hay más de 22 pymes cerradas. Son muchas las pymes que cerraron en el último tiempo, teniendo en cuenta los índices de despido. Se espera un 15 por ciento de desempleo para la mitad del segundo semestre. 

En el segundo semestre del año, no va haber recuperación económica y financiera. Van a poder pagar las deudas tributarias y previsionales con esta moratoria y van a poder recaudar para a lo sumo pagar los aguinaldos. 

El IFE se destina a consumo, por eso el Estado implementó un tercer IFE en agosto. 

El IFE fue el mejor censo que tuvo la Argentina y demostró que hay 14 millones de argentinos en situación informal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *