En una entrevista exclusiva con el programa “MÁS QUE PALABRAS” que se emite por FM 88.9, el ex candidato José Luis Espert habló sobre diferentes temas de la actualidad política. 

Empecé hacer política el año pasado, nunca hice política en mi vida. El primer año que hice política fue en una elección presidencial y fue una experiencia muy interesante. Me gustaría aportar para que la Argentina sea un país que le sirva a la gente que trabaja, que se esfuerza, que estudia, que tiene su comercio y que la deje de pasar tan mal. Se puede armar una Argentina diferente.

Nuestra propuesta era la primera anti sistémica en muchas décadas, desde la democracia para acá. No recuerdo alguna que dijera de cambiar este sistema que está destruyendo a la gente. 

Las piedritas que nos tiraron en la campaña no fueron tan piedritas. Nos hicieron de todo.

Para nosotros, a la luz de los hechos, con las crisis que tanto los peronistas como los de Cambiemos generaron, con el empobrecimiento, son parte del problema. Acá habría que hacer un salariazo, pero un salariazo civilizado del mercado, haciendo que las cosas valgan de una manera razonable para la gente, que la gente no tenga que gastar una fortuna para comprar un auto o una casita. Las cosas salen carísimas en Argentina para la gente de laburo. Al bolsillo de la gente le debería quedar más plata. Pero nosotros no queremos que las cosas salgan más baratas controlando precios o poniéndole plata al bolsillo ficticiamente con una máquina de imprimir billetes. Las cosas más baratas se pueden conseguir si haces una reforma para que las empresas compitan con el mundo. 

Las cosas más baratas también se pueden hacer con menos impuestos, con lo cual se requiere tener un Estado más chico. Es clave que haya menos impuestos para que la gente pague más baratas las cosas. 

Para achicar al Estado hay que despedir gente. Le tenemos que perder el miedo a hablar de eso porque en parte si se destruyen comercios, si la vida económica de la gente se destruye por este sistema, es porque hay gente que no tiene nada que hacer en el Estado. 

¿Qué es eso de andar cobrándole impuestos a la gente que tiene laburo para mantener ñoquis en el Estado que solo están ahí para militar en una causa? 

La gente se merece una vida digna, una vida mucho mejor de la que está teniendo pero para eso hay que hacer grandes cambios en la Argentina. La gente tiene que saber que hay un futuro posible que se puede mirar hacia delante con esperanza. 

Estamos conversando y tenemos muchas ganas de armar un frente que defienda estas ideas lo más amplio posible. 

Así como el peronismo se equivoca en todas sus versiones, el antiperonismo también se equivoca. La Alianza terminó en el fracaso del 2001 y Cambiemos terminó en el fracaso de 2018. Son dos partidos que lo único que querían era derrotar al peronismo pero sin demasiado sustento. 

Los experimentos no peronistas no funcionan porque en los hechos son tan peronistas como los peronistas en el fondo, lo que pasa es que te cambian la cara, Alianza o Cambiemos, y te quieren hacer creer que son algo diferente. En el fondo son lo mismo, por eso terminan fracasando. 

Para poder hacer estos cambios, hay que tener un mandato popular enorme, como ganar con el 60 por ciento de los votos. Me podrás decir, ‘nunca vas a ganar’. Bueno, prefiero no ganar ni una elección pero no engañando, a ganar una elección sin decir mucho de lo que vas hacer. 

Todo lo de Vicentín es muy berreta. Uno de los grandes aportantes de la campaña de Macri termina siendo favorecido por préstamos de un banco público con créditos absolutamente impagables. Alguien tiene que investigar bien lo que pasó como aportante y deudor de Macri.

Alberto Fernández está demostrando con Vicentín que no es un gobierno de científicos, sino un gobierno de payasos. Porque meterte en el medio de un concurso de acreedores como en el cual está metido Vicentín, con un juez que entiende en el concurso, violentar la independencia de poderes y meter un interventor saltando al juez, es un mamarracho absoluto. No tiene nada que hacer el Estado en un proceso de quiebra de una empresa. El Estado no está para eso. 

¿Argentina le está diciendo a los acreedores que no les puede pagar la deuda y se va hacer cargo de la deuda de Vicentín al expropiarse y estatizarse la empresa? ¿En qué cabeza cabe este disparate?

El ñoqui que trabaja en el Estado le está choreando la guita a la gente de laburo que está pagando impuestos y no se da el gusto de comprarse lo que quiere. 

Con la Argentina que viene, donde va a quebrar medio mundo por esta cuarentena animal que Fernández ha decidido, se van a poder hacer una fiesta de expropiaciones o intervenciones en empresas y eso van hacer todos negocios.

Si no haces cambios estructurales, vamos a una crisis que sería ideal estar en la platea viéndola no siendo argentino. ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA


Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *