El mural se exhibe en una plaza del partido de Tres de Febrero para recordarla en su cumpleaños número 22.

Un mural de Candela Sol Rodríguez, la niña que fue secuestrada a los 11 años y asesinada hace una década en el partido bonaerense de Hurlingham, se exhibe desde esta tarde en una plaza del partido de Tres de Febrero para recordarla en su cumpleaños número 22.

“Nunca te fuiste Cande. Siempre juntas, hija. Festejamos entre el cielo y la tierra”, así la recordó su madre, Carola Labrador, el pasado martes 16 de noviembre, cuando encendió 22 velas y dijo una oración para recordarla en el día que hubiese cumplido años.

El mural fue inaugurado en la plaza ubicada en Gabino Ezeiza 8177, de Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero. Allí asistieron en su honor, la madre de la niña, otros familiares y varios vecinos. “Te amamos y por eso siempre estas entre nosotros. Toda la familia te extraña”, expresó Labrador.

A 10 años de este hecho -y a poco más de un año de que la Cámara de Casación confirmara la condena a prisión perpetua de los principales responsables del crimen- que mantuvo en vilo a todo el país, su familia todavía espera un segundo juicio a otros cuatro involucrados en el hecho.

En ese proceso, pospuesto durante la pandemia, se analizará la presunta participación en el crimen de Miguel Ángel “Mameluco” Villalba (56); el ex policía bonaerense Sergio Chazarreta (52), dueño de la camioneta negra que se utilizó para trasladar a Candela; el supuesto informante de la policía Héctor “El Topo” Moreyra (50); y el carpintero Néstor Altamirano (59), señalado como el que alimentó y cuidó a la niña mientras estuvo secuestrada.

Los cuatro serán juzgados como partícipes necesarios del delito de privación ilegítima de la libertad coactiva seguida de muerte y sólo Villalba llegará detenido al debate, ya que actualmente cumple una condena en el penal de Rawson dictada en una causa por narcotráfico.

Por

Abrir chat