La autopsia al cadáver del niño de 4 años en la localidad santacruceña de Puerto Deseado determinó que falleció como consecuencia de «múltiples traumatismos» provocados con un elemento contundente, confirmó el ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro De la Torre, quien rechazó las versiones que indican que la víctima fue arrojada desde un acantilado.

«La autopsia que se realizó en la localidad de Puerto Deseado determinó que la causal de la muerte fue producto de traumatismos múltiples de cráneo, con un elemento contundente», explicó De la Torre.

Luego, agregó que «en ningún momento hubo una caída de la persona, sino que el lugar donde estimamos (que fue asesinado), de acuerdo a las evidencias que recolectamos hasta ahora y a través de las investigaciones que realizó criminalistica, fue a metros de donde se encontró el cuerpo».

En tanto, el funcionario provincial afirmó que los investigadores del caso realizaban esta tarde un rastrillaje en la zonas aledañas al lugar donde ocurrió el hecho y un peritaje con personal de criminalística.

«Se hizo un rastrillaje en las zonas aledañas y en todo el perímetro y en este momento se está realizando una pericia mas en el lugar del hecho con la gente de criminalistica», afirmó el jefe de la cartera de Seguridad provincial.

«Hemos mantenido una reunión con el juez a cargo de la causa, con el intendente y con gente de Desarrollo Social para interiorizarnos de los avances del caso y ponernos a disposición de la familia, tanto de la víctima como de sus familiares», dijo De la Torre.

El ministro resaltó que en la causa «están trabajando las máximas autoridades de la Policía y con personal de refuerzos para profundizar todas las líneas de investigación».

«La gobernadora (Alicia Kirchner) pidió que nos pongamos a disposición de este caso y trabajar en sintonía con el Poder Judicial. El Estado está trabajando con todo y quiero resaltar el profesionalismo y el grado de compromiso en el trabajo», aseguró el funcionario provincial.

Respecto a los detenidos, De la Torre aseguró que «hay dos personas que están a disposición de la justicia y se está evaluando la conexión con la investigación. Hay elementos probatorios con los cuales se llega a ellos».

ULTIMO MOMENTO

Uno de los sospechosos del crimen de un niño y la violación de su madre en la localidad santacruceña de Puerto Deseado fue reconocido por la víctima en una rueda de reconocimiento, por lo que el juez de la causa ordenó su detención.

«Se confirma la detención del joven que la policía de Santa Cruz ayer puso a disposición de la justicia», se informó esta madrugada en un comunicado.

En ese marco, se agregó que «nuevas evidencias encontradas por la fuerza y declaraciones de testigos permitieron al juez ordenar la detención».

El ahora detenido había sido aprehendido el viernes pero liberado horas después «por falta de requerimientos probatorios», aunque permaneció con una custodia.

El cómplice del detenido, que se encuentra aprehendido, tendría 16 años, según informaron a Télam fuentes de la investigación.

Tras su detención, el acusado «fue trasladado a otra localidad», informó el gobierno de Santa Cruz.

«La policía sigue trabajando en el esclarecimiento de los hechos y ha aportado evidencia y elementos probatorios que permitieron al juez avanzar en la investigación y ordenar la detención del joven que fue identificado en la rueda de reconocimiento», añadió en el comunicado de prensa.

Este domingo seguirán adelante las actuaciones ordenadas por el magistrado Oldemar Villa.

En tanto, la mujer sigue con atención médica y psicológica en el hospital local, adonde está acompañada por su esposo y dos de sus hijos, una joven que llegó el sábado desde Salta y el que reside en Puerto Deseado.

El hecho ocurrió el jueves cuando la mujer y su hijo de 4 años, que viven en Salta y estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad balnearia.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Según lo que relató, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado a pocos metros de donde se hallaba su madre.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *