El presidente Javier Milei acusó al canal C5N de “contratar actores”, con el supuesto fin de que aparezcan en las coberturas de los móviles callejeros para criticar el brutal aumentos de combustibles que se registró en las últimas horas.

Las petroleras YPF, Axion y Shell subieron un 37 % el precio de la nafta y el gasoil, con lo cual los combustibles acumulan un incremento de 77 % desde el 1 de diciembre, y las mayores subas se dieron en la ciudad de Buenos Aires.

En este contexto, el testimonio de Juan Bautista, un jubilado que cobra la mínima y trabaja como taxista casi doce horas por día, conmovió a todos y se hizo viral: “Esperaba los aumentos, pero no de esta manera, esto es duro”, expresó el hombre en diálogo con C5N, quien quebró en llanto cuando reconoció que la situación le hace recordar al 2001.

Como era de esperarse esto tuvo una rápida respuesta por parte de tuiteros libertarios, que salieron a instalar que en realidad se trataba de un actor contratado por el canal de noticias.

Hasta ahí, no dejan de ser versiones conspirativas de personas que se esconden detrás de un avatar, pero cobró relevancia cuando varios tuits con esta teoría fueron replicados, nada más ni nada menos que por el presidente Javier Milei, lo que significa un paso de alta gravedad institucional.

En tanto, las autoridades de C5N le contestaron: “Presidente @JMilei en dónde queda la libertad de expresión si la gente que sufre no puede expresarse y contar su padecimiento. No son actores, son argentinos y argentinas que padecen el ajuste. #LibertadDeExpresión”.

Minutos más tarde de la repercusión, Agustina Peñalva, la periodista que había estado en el móvil hablando con el taxista se acercó nuevamente al estudio, y en el programa Argenzuela, conducido por Jorge Rial, dio detalles de cómo se originó esa entrevista y hasta denunció haber recibido todo tipo de insultos y agresiones en sus redes sociales tratándola de mentirosa y de que la nota era fake, porque así mismo lo expresó el actual presidente de la Nación.

“Esta estación de servicio queda en Bonpland y Córdoba -barrio de Palermo-, si quieren pedir las cámaras de seguridad para ver los movimientos previos y ver si hubo un acercamiento con este señor para ver si hubo un sobre o dinero de por medio, vamos. No tengo ningún problema”, comenzó diciendo la periodista.

Sobre su actitud dentro de la nota y las agresiones que recibió, manifestó: “Tuve que explicar por qué le puse la mano en el hombro a un señor que estaba llorando. Me trataron de ‘la conchudita’ que le pone la mano en el hombro. Vos tenes a un jubilado llorando porque el tanque le acaba de costar 30 mil pesos, trabaja de lunes a lunes 12 horas, se jubiló y no le alcanza, de mínima si lo veo llorando le toco el hombro para aguantarlo”.

Por último, en cuanto a lo divulgado y compartido por Milei, la periodista concluyó: “El problema es que fue más fácil cortar el fragmento donde el señor se ríe, que mostrar la entrevista completa. Si vos subís un fragmento donde el señor llora y después se ríe, puede generar dudas. Pero el señor se rió durante toda la nota por los nervios mismos de la cámara hasta que se sensibilizó por lo que decía”.

Por admin