Las tristemente célebres “Fiestas Privadas” que en los últimos años han sido noticia, por su irregularidad, falta de controles y excesos, han encontrado en Tres de Febrero, campo fértil para afirmarse.

Si quisiéramos hacer un listado de las muertes e incidentes, que se han producido en las supuestas Fiestas “Privadas”, en los últimos 2 años, tendríamos un artículo de varios renglones. Especialmente si nos enfocamos en las FIESTAS ELECTRÓNICAS, donde el alcohol, las pastillas, los incidentes y los excesos en general, provocaron más de 200 muertes de jóvenes que se ven seducidos por ese tipo de eventos.

Con estos antecedentes conocidos, algún desprevenido podría creer que un Municipio como Tres de Febrero, estaría alerta a que no se produjeran en el distrito. Sin embargo, tenemos reportes de un gran crecimiento  tanto en cantidad como en intensidad, nada menos que en la cabecera del partido; Caseros.

En la noche del sábado 8 y la mañana del 9, en Sabattini 4660, entre Av San Martin y Rauch, se realizó una descomunal y peligrosa Fiesta Electrónica. El lugar del evento es una propiedad que fuera vivienda y estudio de una conocida Escribana. Los vecinos alertados por los estruendosos sonidos que se extendieron de 20:00 a 09:00 del día siguiente, fueron testigos de situaciones violentas, de jóvenes alterados por alcohol y evidencia de estimulantes, dentro y fuera de la propiedad. Las quejas, se dirigieron primero hacia el 911 y la comisaría 1ra de Caseros y a Contravención Comunal de la Municipalidad, con resultado negativo. Los vecinos relatan que nadie quería hacerse cargo.

En la mañana del domingo, los vecinos acudieron a un abogado para que iniciara un reclamo y eventualmente una denuncia en sede judicial, tanto contra las reparticiones que no quisieron tomar la denuncia de este delito fragrante, como contra la Municipalidad de Diego Valenzuela, que permitió u omitió controlar este evento, que se desarrolló a 3 cuadras del despacho del Intendente.

Solo merced al accionar de los vecinos y de un profesional de derecho se pudo detener esta violación a los derechos de los vecinos y prevenir males mayores. Nos preguntamos cual es la responsabilidad de los funcionarios que creen que sábado y domingo no están bajo su órbita. También si el área específica estaba al tanto de la realización de este evento, que solo se trata de uno más de una larga serie de hechos similares. Evidentemente los organizadores de estas tropelías se sienten muy cómodos en el distrito.

¿Está enterado Diego Valenzuela?, si no lo sabe, aquí le damos la alerta de uno de los lugares donde se viene realizando desde hace tiempo, porque no crea el lector que se trata de la primera vez, al contrario; cada sábado a la noche y hasta entrado el domingo puede comprobar la veracidad de este artículo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *