A partir de la semana que viene, la carne vacuna podría empezar a escasear en la canasta básica de alimentos, según advirtió la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA). Esta situación se produce ya que explicaron que “no habrá mercadería para ofrecer“.

A su vez, desde la Cámara expresaron que están haciendo lo posible para cumplir el abastecimiento del producto. Sin embargo, a partir de una encuesta que realizaron, es muy posible que la mercadería no alcance. La razón detrás de esta escasez se debe a que el sector está en el sexto día del paro que convocaron contra el cepo a las exportaciones que impuso el Gobierno.

En esta misma línea, analizan si aumentar las medidas de fuerza más allá del período de nueve días que finalizaría el 28 de mayo. Barajan la posibilidad de paros intermitentes en la comercialización e incluso una interrupción en el comercio de granos.

Por otro lado, el comunicado se realizó el 25 de mayo, una fecha en la cual la Cámara llamó a la reflexión. De esta manera, pidió al sector ganadero y al Gobierno “a comprometerse con aquellos valores e ideales que hicieron grande esta Nación”. Además, terminaron el mensaje con un mensaje conciso: “Volvamos hacer de este país, una Patria grande, donde no falte trabajo ni carne“.

Por último, resaltaron la importancia de tener un diálogo y una reflexión entre ambos sectores ya que hoy en día hay “millones de argentinos con necesidades” en este contexto y no es su objetivo que falte la carne en la mesa. “Están en juego miles de puestos de trabajo”, concluyeron.

Por

Abrir chat