Se trata Alex Aquino, trabajador de este hospital público de Tres de Febrero quien murió el martes pasado. En los hospitales de la provincia de Buenos Aires la pandemia se vuelve a cobrar otra víctima entre los trabajadores de Salud.

El trabajador, que al igual que muchos trabajadores debía atender en dos empleos para poder llegar a fin de mes, se desempeñaba como enfermero de unidad coronaría del hospital provincial y en terapia intensiva en el Sanatorio Modelo de Caseros. En este último lugar fue donde falleció.

A principios de este mes, este medio publicó una nota donde contaba que en este nosocomio habia 19 trabajadores infectados y denunciaba la falta de personal. “En estos cien días llegaron camas pero equipo de protección personal poco y nada, no tenemos personal suficiente, estamos a la deriva” contaba un profesional con angustia. Hay 3 sanitaristas para 37 pacientes en la guardia

En las semanas anteriores se habían dado varios casos de coronavirus en trabajadores del Hospital Ramón Carrillo de Ciudadela, que con más de 10 contagiados siguen sin activar los protocolos de Seguridad e Higiene. Esto se viene repitiendo en varios hospitales de la provincia y en el partido de Tres de Febrero ya se vienen dando varios contagios. Entre la población que ya suma un total de 3490 casos confirmados hasta este sábado.

Ante esta situación no podemos seguir permitiendo que los trabajadores de salud solo sean un numero para el gobierno y que se siga desfinanciando la salud pública mientras se sigue subsidiando a la salud privada, en especial en cuando se conoce que el grueso de la población no tiene medios para pagar medicina privada y recurre a los hospitales públicos.

Las vidas de los trabajadores importan

Debido a los aumentos de los contagios, a mediados del mes de junio, el diputado del FIT Claudio Dellacarbonara había presentado un proyecto de ley ante la legislatura bonaerense para que los trabajadores de la salud que se encuentran en población de riesgo pudieran acceder a licencias pagas, que el gobernador Axel Kicillof había suspendido.

Las vidas de los trabajadores importan y los que están en primera línea son los que más están sufriendo la desidia por parte del estado que por años priorizo el pago de deudas fraudulentas desmantelando por completo el sistema de salud.

Es necesaria la más amplia unidad de los trabajadores de Salud y de toda la población para defender la salud pública. Ante la pandemia hay que unificar el sistema de salud público y privado para darle respuesta a la demanda que se viene incrementando día a día.

Fuente: Mundo obrero

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *