Ningún niño debería tener que preocuparse de saber cuándo va a comer la próxima vez. Sin embargo, segun UNICEF ARGENTINA el impacto de la COVID-19 empujará a otros 140 millones de niños por debajo del umbral de la pobreza. Los gobiernos deben dar prioridad a la inversión en la infancia –incluso mediante transferencias de efectivo para todos los niños– y reimaginar formas de apoyar a sus niños más vulnerables.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat