Cómo en la República de Weimar, el Banco Central, por pedido del ministerio de Economía, resolvió que hará billetes de 20.000 y 50.000 pesos, para no perderle pisada a la remarcación de precios.

El dato está en una nota de hoy de Marcelo Bonelli para Clarín. Según el periodista, el presidente del Banco Central, Santiago Bausilli ya informó a los bancos porque comentó que la “inflación volará en los próximos meses y no quieren quedarse cortos con un billete de 5.000 o 10.000 pesos.

Entrarían en circulación en marzo.

Por admin