Jorge Rojas contó detalles de su reencuentro con Los Nocheros y apuntó contra kike Teruel. Qué pasó entre los cantantes de Folklore. 

Jorge Rojas volvió a los escenarios tras el problema de salud que tuvo y que requirió una internación de urgencia. El popular cantante de folklore dio un show en La Yapa, el predio en el que tiene su casa, su estudio y ahora mismo, su escenario principal. Será allí donde se dará el esperado reencuentro con Los Nocheros, aunque Kike Teruel, exintegrante del grupo, se mostró en desacuerdo.

Rojas se unirá a Los Nocheros en el escenario de La Yapa, en Anisacate (Córdoba), el 16 y 17 de febrero, luego de casi 20 años. Pues el cantante se alejó del clásico grupo salteño en 2005 para comenzar una carrera solista.

De hecho, en los últimos días circuló un video del encuentro de los músicos que generó furor en las redes sociales. “Comimos un asadito allí, atrás de lo que ahora es el escenario. Casualmente, veíamos cómo los muchachos trabajaban en el montaje y se iba armando este monstruo”, contó Rojas, en diálogo con La Voz.

“La idea es que Los Nocheros hagan su recital, después cantaré yo y sobre el final saldremos juntos a cantar los grandes éxitos”, adelantó el intérprete sobre la esperada fecha. Aunque este reencuentro también despertó polémica, ya que Kike Teruel, el miembro fundador del grupo que se fue de la banda el año pasado, se mostró en contra: “Reencuentro no, él no se fue bien, él se fue solo. Nadie lo echó. Él no fue sincero en la ida, no tiene por qué haber reencuentro. Él está bien con su vida y yo con la mía”.

Lo cierto es que la salida de Teruel fue necesaria para el “reencuentro”, pero no suficiente. “A medida que fue pasando el tiempo empezaron a aparecer, en medio de esa tormenta, algunas cosas bonitas que tienen que ver con lo humano. Con Rubén (Ehizaguirre) fue primero: cuando nos volvimos a ver, nos dimos cuenta de que había algo que no había cambiado y que era nuestro afecto y nuestro respeto y admiración, más allá de las cosas que sucedieron. Con el tiempo, unos añitos después, volvimos a encontrarnos con Mario (Teruel), que siempre tuve una relación muy especial porque yo fui como su discípulo en cuanto a la parte creativa, la musicalidad, el repertorio y la sonoridad. Para mí fue un doble impacto alejarme de él y la banda en su momento”, explicó Rojas.

A eso hay que sumarle las muertes que golpearon profundamente a Los Nocheros el año pasado: La Moro (Noemí Cristina Laspiur), compositora del grupo y esposa de Mario Teruel, y Carmelo Teruel. “Con sus pérdidas, que fueron tremendas, sentí la necesidad enorme de ir a verlo. Así que me aparecí en su casa a acompañarlo, a darle un abrazo. Sentía que tenía que estar ahí, que era esa la manera de decirle que lo sigo queriendo, que mi respeto y mi admiración estaban intactas y que me dolió mucho lo que sufrió“, remarcó Jorge.

Por admin