Aún en los lugares de trabajo dependientes del Estado Nacional donde no ha habido despidos en las últimas semanas, se vive un clima de tensión, angustia e incertidumbre. Tal es el caso de Radio Nacional y la TV Pública. Desde ANRed entrevistamos a Fernando Piana, delegado de ATE, sobre la situación laboral de la radio y a Lorena Tapia, delegada de SIPREBA sobre la situación en el canal de televisión. 

La actualidad de los medios públicos es muy complicada. Rumores de privatización y venta. Trabajadores cesanteados por tiempo indeterminado en TELAM, quienes están sosteniendo un acampe frente al edificio de Bolívar desde hace más de 30 días, en defensa de sus puestos laborales y del patrimonio público. Trabajadoras y trabajadores sin asignación de tareas definidas en TV Pública. Población diezmada de trabajadores en Radio Nacional, sin designación de cargos directivos en las emisoras del interior. “Son 48 cargos directivos, la mayoría fueron despedidos y no se van a volver a restituir, según palabras del director”, informa Fernando Piana a ANRed.

Tanto en Radio Nacional como en la TV Pública casi la totalidad de los contratos que finalizaban el 31 de marzo no fueron renovados. Ambos entrevistados coinciden en denunciarlo como despidos encubiertos. Piana agrega: “Héctor Cavallero, director de la radio, nos dijo que no hay despidos programados”. Pero Fernando sabe cómo viene la mano: “Lo que sí va a haber son retiros anticipados. Y eso también va a diezmar la población de Radio Nacional. Porque entre un salario bajo respecto de otros medios de comunicación y ni que hablar respecto del canal, y condiciones de trabajo bastante inciertas muchas y muchos van a querer tomar ese rumbo, lamentablemente. El ánimo es de mucha incertidumbre por lo que pasa afuera y también lo que se vive en el día a día”.

Lorena denuncia que se despidió a la primera conductora trans de un noticiero, Diana Zurco.

Intervenidos

En febrero de este año, el Poder Ejecutivo designó la intervención de los medios públicos por un año, con el fin de «elaborar un plan de reformulación, readecuación y acción para las sociedades, el cual deberá ser puesto a consideración del Poder Ejecutivo Nacional, modificar el régimen de administración de fondos, modificar el Reglamento de Contrataciones de obras, bienes y servicios del organismo”, de acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial. La persona designada para el cargo se llama Diego Chaher “mendocino que es propietario de dos radios una en San Juan o Mendoza, no recuerdo, y la otra en Tierra del Fuego. Cosa que contradice básicamente el espíritu de un dirigente de los medios públicos. Pero está ahí por el DNU 70/23. Nosotros sólo tenemos contacto con él a través del director. No sabemos bien si ya le aprobó (al director) el presupuesto de la programación. Yo creo que sí. Una programación que valía alrededor de $52 millones se redujo a $7 millones”, informa Fernando.

Lorena Tapia comenta la realidad de la TV Pública: “denunciamos la censura a la TV Pública desde que asumió la intervención de los medios públicos. Porque hay un montón de voces vinculadas a cualquier crítica hacia el gobierno de la nación que no puede ser sacadas al aire. No volvieron a salir voces de ningún sindicalista ni de ningún referente de organizaciones sociales. Si se cubre una protesta es solamente un par de imágenes, un paño y con un texto muy lavado que es supervisado por el gerente periodístico, Fabián Gijón, que borra todo. Eso pasó por ejemplo el 8 de marzo que no permitió que haya notas sobre el 8M porque no quería que haya voces vinculadas a las críticas al gobierno. Solamente hubo un par de imágenes y un texto leído en off que fue absolutamente lavado. Eso sucede con cada represión. No estuvimos en el INCAA, no estuvimos en el abrazo al Banco Nación. Cuando fue la pelea con Chubut no pudimos poner la voz del gobernador o de su ministro de economía. Sólo la voz de Guillermo Francos o del Presidente de la Nación. Y así un montón de ejemplos. El 1 de marzo que fue la cadena nacional se manipularon las imágenes para que solo saliera recortadas el presidente y los 5 aplaudidores de LLA. Un recorte absoluto que impide cualquier voz crítica del gobierno nacional. No importa el signo político. No importa si es un aliado. Si está criticando en ese momento, esa voz no puede salir. No se permitió cubrir Teatro por la Identidad en la sección espectáculos. Y así te podría dar un motón de ejemplos Eso lo sacamos en un comunicado previo al 24 de marzo denunciándolo. Esa censura continúa”.

Imegen: Ate Nacional

Des- programados

En ambos medios de comunicación, el fin de semana extra largo de abril fue inusual. Radio Nacional sólo transmitió música. Y en la TV Pública “durante el fin de semana larguísimo no hubo programación. Sólo una pequeña cobertura con una guardia mínima porque se dieron cuenta que justo iba a hablar el presidente de la nación en cadena nacional por el 2 de abril y qué casualidad, no tenían dotación de gente. Entonces a último momento nos pidieron una dotación mínima. Esto es también en forma encubierta un recorte de nuestro salario porque nuestro salario básico es uno y lo que sucede en los fines de semana o feriados son las horas extras”, informó Lorena Tapia. Fernando Piana denunció la misma maniobra: “si yo quiero puedo entrar a la radio el fin de semana a realizar mis tareas habituales, pero no se contemplan como horas extras”.

En cuanto a la programación diaria, Fernando explica que en Radio Nacional “están secando la programación”. Es decir, de las 100 emisoras que conforman Radio Nacional, distribuidas a lo largo y ancho del país, la orden es “que la AM de cada uno de los lugares va a transmitir directamente Radio Nacional Buenos Aires, LRA1. Después relativizó eso (Cavallero) y dijo que solamente 6 horas de programación. Es una barbaridad porque justamente, por cuestiones de geografía y técnica la AM es lo que mejor se escucha, en especial en lugares chicos o alejados de la inversión de las telecomunicaciones. Entonces si sólo se transmite Radio Buenos Aires, llegarán problemáticas que poco le van a servir a los oyentes de esas radios”. Además de “secar” la información la decisión es centralizarla, lo opuesto a una política federal de comunicación.

En la TV Pública “bajaron toda la programación en vivo. Están pasando todas latas, menos los noticieros. Pero redujeron los noticieros. De los 4 que había durante el día, quedó sólo el del mediodía y el central. El de la mañana temprano y el de la medianoche los sacaron. Sacaron los noticieros del fin de semana, uno iba el sábado y otro el domingo”, informó Lorena. La entrevistada agregó, momentos antes de la publicación de esta nota, que “ayer (jueves) nos enteramos que van a agregar tres noticieros más, cortitos, de media hora. Desde el lunes, supuestamente. Uno a la mañana temprano, otro a media tarde tipo 5 y el otro cerca de la media noche”.

Para qué sirven los medios públicos

Ambos entrevistados tienen una conciencia clara de la función social que cumplen los medios públicos. Para Fernando Piana “la radio no tiene que ser lucrativa. Es un servicio social, una radio pública. Por lo tanto si da ganancia o no, no es la cuestión central (…) El objetivo de radio nacional es múltiple: mantener la soberanía, conocer las expresiones que el lucro de los medios privados no admite, expresiones políticas, artísticas y demás cuestiones que no tienen visibilidad en los medios privados. Que digámoslo también, están concentrados en grupos empresarios que responden, generalmente, a un mismo paradigma político ideológico”.

Lorena Tapia agrega: “nosotros denunciamos que esto no es una cuestión presupuestaria. Los tres medios públicos representaban el 0.017% del PBI nacional. Un montón de contenidos que dieron de baja daban dinero. Gracias a la TV pública llegaron los partidos del mundial a cada rincón del país, por dar un ejemplo. Tiene que ver con la cobertura de nuestra cultura, de nuestra identidad. Se han cubierto todos los festivales nacionales. Se difunde todo lo que tiene ver con las economías regionales. Las cuestiones culturales de la cada una de las provincias, de los pueblos del interior de nuestro país. Su señal llega en forma gratuita a todos los rincones del país, lo mismo que radio nacional. Nosotros entendemos que es censura, que es silenciamiento”.

Lorena además agrega la importancia de defender a la Agencia de Noticias TELAM: “(este gobierno) habla de que para qué necesitamos una agencia de noticias si existe twitter, ¿no? Bueno, utilizaron fake news de twitter como datos, tanto Caputo como el Presidente de la Nación para decir que había disminuido la inflación. Eso deja al descubierto cómo hace falta TELAM. Todos los que trabajamos en prensa sabemos cómo hace falta TELAM. El día del anuncio cuando decía que iba a cerrar TELAM porque era una agencia de propaganda kirchnerista, los compañeros estaban laburando. Y cubrieron eso. Y las fotos que sacaron los compañeros de TELAM del Presidente de la Nación en la Asamblea Legislativa fue la foto que abrió en un montón de medios del interior que se nutren con la información de TELAM: Sabemos que esto no tiene que ver con lo económico, tiene que ver con lo simbólico. Tiene que ver con todo lo que está haciendo este gobierno de intentar generar un disciplinamiento de la sociedad, del pueblo argentino. Evitar una mirada crítica sobre lo que está pasando”.

Y finalmente agregó: “estamos en asamblea permanente, denunciando cada una de las cosas. Y como existe una tradición de lucha tan grande es que el viernes (12 de abril) vamos a estar juntando firmas en la Facultad de Derecho como lo van a hacer los compañeros de Radio Nacional, los compañeros de la junta interna de Clarín, de Pagina, de La Nación, porque todos tenemos que decir por qué falta TELAM, por qué es importante”.

Censura pura y dura

La censura a las voces críticas quedó alevosamente de manifiesto durante una transmisión en vivo del canal Diputados TV cuando por auricular, le piden a la periodista Laura Serra que deje de hablar sobre la salida de Oscar Zago, ex presidente del bloque de diputados de LLA, a raíz de fuertes internas en torno a la conformación de la comisión de juicio político.

Otra muestra clarísima de la voluntad de silenciamiento a la prensa fue en la cobertura callejera de la última movilización de las organizaciones piqueteras frente a Capital Humano. En medio de una represión brutal por parte de las fuerzas armadas, varios periodistas fueron agredidos físicamente, y un fotoperiodista, Carlos Guerra, encarcelado. Antonio Becerra, fotoperiodista de este medio, fue baleado en el brazo y su cámara resultó intencionalmente rota por un perdigón.

La tarea de desprestigiar la labor periodística la coronó el propio Javier Milei cuando el pasado miércoles 10 publicó en su cuenta de X un comunicado defendiendo “la libertad de expresión para todos”. FATPREN publicó un comunicado respondiendo a las agresiones presidenciales.

Por admin