En plena epidemia de dengue, con 129 muertes y 180.529 mil casos confirmados que colapsan las guardias médicas, ante la falta de fumigaciones y sin stock de repelentes, el gobierno de Javier Milei prefiere apelar a fake news: el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Mario Russo, emitió un comunicado, criticado por panfletario, impreciso y poco profesional por especialistas, donde culpó al gobierno anterior, acusó a los medios de generar «miedo y confusión» y criticó la efectividad de la vacuna. «Se continuará el combate contra el dengue, basado en la evidencia científica y no en las operaciones de prensa», remarcó el ministerio, confirmando que seguirá haciendo nada ante el brote histórico. En tanto, la Diputada Nacional de la Libertad Avanza, Lilia Lemoine, se sumó difundiendo en los medios que no sirve la vacunación contra el dengue. Tal es el abandono gubernamental que hasta la conductora Mirtha Legrand se mostró angustiada por la falta de fumigación y de una campaña de vacunación: «estamos todos asustados, temerosos, no nos cuidan. No sabemos si vacunarnos o si no debemos hacerlo». Por ANRed.


Estamos ante un brote histórico de dengue, con 129 muertes y 180.529 mil casos confirmados oficialmente, con las guardias médicas colapsadas, con falta de fumigaciones y sin stock de repelentes (los cuales se consiguen, en los lugares que queda o en plataformas de venta virtual, a precios estratosféricos). En este contexto, el Ministerio de Salud, a cargo de Mario Russo, no se le ocurrió mejor idea que echarle la culpa al gobierno anterior, a los medios por generar «miedo y confusión» y volver a hablar contra la efectividad de la vacuna contra el dengue, para justificar la falta de partidas.

A pesar que desde hace semanas la población reclama fumigaciones, vacunas y solución a la falta de stock de repelentes en los comercios, farmacias y supermercados, y de que a principios de marzo la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN) recomendó al ministerio que avance en la implementación de una campaña focalizada de vacunación contra el dengue, el ministerio sigue brillando por su inacción.

De hecho, Mario Russo recién reaccionó con un comunicado oficial este martes 2 de abril tras la viralización de la noticia de la muerte por dengue de María victoria De La Mota Claverie, quien tenía 33 años y era la esposa del golfista argentino Emilio Domínguez.

«Hoy estamos sufriendo las consecuencias de la falta de prevención que hubo el año pasado, donde no se hizo el trabajo correspondiente – se excusó por su inacción el ministro de Salud en el comunicado oficial – Lo mismo ocurrió por parte del ejecutivo nacional, quien no compró los larvicidas para las provincias desde el año 2022. No podemos repetir los errores del pasado. Desde el Gobierno Nacional no se avalará que la política o los medios de comunicación sumen miedo y confusiónSe continuará el combate contra el dengue basado en la evidencia científica y no en las operaciones de prensa. El objetivo es recolectar la evidencia suficiente, junto a la Comisión Nacional de Inmunizaciones y la OPS, que permita determinar un programa de inmunización focalizada y por rango etario, que sea seguro y efectivo», remarcó el ministerio, que sigue negado a incorporar al calendario oficial la vacuna Qdenga, ya aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), pero no aún por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

La falta de repelentes en medio del brote preocupa a los argentinos. Foto: GETTY IMAGES

En la misma línea, en una entrevista brindada a Infobae, Russo defendió su accionar asegurando que «confunden trabajar con perfil bajo con inacción». Y agregó: «a mí no me interesa dar una conferencia con 25 infectólogos o que me saquen una foto en un barrio vulnerable descacharrando. Creo que lo que suma (como estrategia) es que bajemos un lineamiento concreto, que hablemos con los responsables de salud de las provincias, y que ellos a su vez hablen con los responsables municipales, ésa es la forma de trabajar. El resto es una mirada de cómo se comunica. Pero créame que desde el día que llegamos acá estamos ocupados en el tema dengue».

En este contexto, siguiendo la línea general del gobierno nacional y del Ministerio de Salud en particular, la Diputada Nacional de la Libertad Avanza, Lilia Lemoine, conocida antivacunas desde la época de la pandemia de Covid-19, difundió en los medios fake news sobre la supuesta no efectividad de la vacunación contra el dengue: «no te va a hacer efecto que te vacunes ahora. Si vos la vacuna no te hace efecto y, encima, te la ponés, pero solamente para quedar bien, aparecés con esa solución que no sirve«, justificó.

Ya semanas atrás, también, el vocero presidencial Manuel Adorni había indicado en una conferencia de prensa que el dengue «no está en agenda». «Vacunar ahora implicaría que la inmunidad la vas a lograr dentro de 4 meses cuando el mosquito no sea un inconveniente», respondió, justificando la negativa del gobierno de incorporar esa vacuna. Luego, Adorni aclaró que el Gobierno «no lo ve necesario» y reiteró: «la efectividad no está comprobada».

«El comunicado oficial muestra total desinterés por la salud pública»

En respuesta al comunicado del Ministerio de Salud, Ernesto Resnik, científico, biólogo molecular, biotecnólogo y bioingeniero, salió a cruzar las imprecisiones de Russo: «1) ‘La vacuna continúa siendo sometida a estudios para establecer su efectividad según rango etario y regiones endémicas’. Esto es deliberadamente engañoso. Siempre se siguen los estudios (hubo varios miles con las vacunas de Covid), pero es falso que sean para establecer la efectividad que ya fue establecida. Los estudios tampoco tienen nada que ver con en qué regiones se va a usar. El Ministerio de Salud desinforma tratando de sugerir que la vacuna está todavía en desarrollo. No. Está PROBADA Y APROBADA», remarcó Resnik

Y continuó: «2) ‘La FDA aun no la autorizó’. No, claro, tampoco en Marte. No la aprobó porque no fue presentada para aprobación, en realidad se presentó y retiró porque la FDA exige reglas de datos que no se realizaron en los lugares de estudio fuera de EEUU. Las exigencias de datos para aprobación por la FDA de medicamentos no testeados en EE.UU. son mayores (por esto no se aprobó la de de Covid de AstraZeneca). No significa nada, eventualmente ocurrirá. PERO LA VACUNA FUE APROBADA POR LA EMA en Europa, una agencia igual de exigente».

En el punto 3 de sus objeciones al comunicado, Resnik señala: «dice que la vacuna ‘no es una herramienta que esté ‘validada’ para controlar la transmisión…’. Quién sabe qué quieren decir por ‘validada’ y ‘controlar la transmisión’ ni porqué debería estar validada para eso y no para evitar enfermedad severa y hospitalizaciones, que es lo que se busca con una vacuna. Es confuso e inútil, poco profesional lo que escriben, pero además mienten porque la OMS SÍ RECOMENDÓ LA VACUNA».

En la misma línea, agrega: «4) en este párrafo hablan de OTRA VACUNA QUE NO TIENE NADA QUE VER, mezclan todo con una vacuna anterior, Dengvaxia, QUE NO ESTÁ APROBADA EN ARGENTINA NI RECOMENDADA POR LA OMS. Mezclan para confundir y asustar, hasta hablan de ‘microbios (?) vivos’ atenuados… un mamarracho».

Finalmente, Resnik concluyó: «es un documento oficial pedorro, falaz, mal intencionado, inútil que, como dijeron muchos, no ayuda a nadie, no explica nada y no marca un rumbo de gestión. Un mamarracho escrito por un grupo que, a cargo de la salud pública, muestra total desinterés por la salud pública».

Por su parte, en CNN Radio Argetina, Florencia Cahn, médica infectóloga y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología, expresó que «el comunicado del Ministerio de Salud trae angustia y confunde». Y destacó: «me preocupa tanto el dengue como el manejo que se está haciendo. Muchas medidas de prevención contra el dengue dependen de lo que hacemos en nuestras propias casas. Salir a fumigar espacios públicos da una falsa sensación de seguridad y no tiene una utilidad. Para la prevención del dengue, la fumigación tiene un rol pero es marginal. Hoy es más importante contar con repelente que darse la vacuna. Necesitamos poder garantizarle repelente a la ciudadanía«, remarcó Cahn, en tanto que indicó que «una vez que te diagnosticaron dengue, la recomendación es que te pongas repelente».

Tal es el abandono gubernamental que en estos días hasta la conductora Mirtha Legrand se mostró angustiada de la falta de fumigación y de una campaña de vacunación: «estamos todos asustados, temerosos, no nos cuidan. No sabemos si vacunarnos o si no debemos hacerlo«.

Por admin