Este lunes, en el día de su cumpleaños 71, Cristina Kirchner arrancó apuntando contra el presidente Javier Milei y el ex Jefe de Estado, Mauricio Macri, por el aumento de la pobreza, después de que el mandatario de La Libertad Avanza hablara sobre la “herencia de la casta”.

Cristina Kichner

La ex vicepresidenta volvió a recurrir esta mañana a su cuenta de X (ex Twitter) para criticar al actual gobierno de Javier Milei, y especialmente al de Macri. Esta vez se refirió al salto en la pobreza medido por la Universidad Católica Argentina (UCA) y afirmó que esa tendencia comenzó en 2018, a partir del megaendeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI), durante la gestión de Juntos por el Cambio.

Según este dato, que se difundió la semana última, hay 27 millones de personas pobres en toda la Argentina, de las cuales 7 millones viven en situación de indigencia. “Están jugando con la mesa de los argentinos”, consideró la ex presidenta.

CFK compartió una nota del diario Perfil y un cuadro del Observatorio de la Deuda Social Argentina que muestra la evolución de las tasas de pobreza e indigencia urbanas entre enero del 2004 y enero del 2024, “en los tan mentados, meneados y criticados ‘últimos 20 años’”, según la ex mandataria.

A su vez, replicó la crítica del presidente Javier Milei, que asoció este nivel de pobreza al modelo de la “casta política” y responsabilizó al gobierno de Mauricio Macri por el endeudamiento con el FMI.

Allí, citó un párrafo de su último documento “Argentina en su tercera crisis de deuda -Cuadro de situación”:

“No pudo seguir en el gobierno (me refiero a Macri), pero el condicionamiento estructural que significaron sus decisiones en materia de endeudamiento, tanto por la magnitud de su volumen total con bonistas privados y con el FMI, como por el retorno de ese organismo multilateral en su rol de auditor de la economía argentina, aun persiste. Con el gobierno de Mauricio Macri la Argentina, como en el juego de la oca, retrocedía casilleros a mansalva. El gobierno que siguió no pudo o no supo cortar este verdadero nudo gordiano de la economía argentina”.

Según Cristina, “Si fuera el Juego de la Oca, al mirar el gráfico del Observatorio, más que un retroceso a mansalva estaríamos viendo cómo, a partir del año 2018 -con endeudamiento en dólares y regreso del FMI de la mano de Mauricio Macri-, volvimos para atrás hasta caer en el punto de partida”.

Y concluyó con que “la realidad que muestra este trabajo es que hoy ya estamos peor que en el año 2004. Sin embargo, la verdadera tragedia es que no están jugando un juego de mesa, sino con la mesa de los argentinos”.

Ayer, en una nota publicada en Perfil, cuyo título es “El Informe de la UCA. Milei puso distancia del fuerte aumento de la pobreza en enero: “Es la verdadera herencia del modelo de la casta” – https://perfil.com/noticias/actualidad/milei-hablo-de-los-desoladores-numeros-de-pobreza-es-la-verdadera-herencia-del-modelo-de-la-casta.phtml… -, aparece un gráfico del Observatorio de la Deuda Social Argentina, que comparto más abajo y que mide la evolución de las tasas de pobreza e indigencia urbanas entre enero del 2004 y enero del 2024; o sea en los tan mentados, meneados y criticados “últimos 20 años”. Cuando lo vi, me acorde del tercer párrafo, página 10 del documento de trabajo “ARGENTINA EN SU TERCERA CRISIS DE DEUDA -Cuadro de Situación-”, que transcribo a continuación: “No pudo seguir en el gobierno (me refiero a Macri), pero el condicionamiento estructural que significaron sus decisiones en materia de endeudamiento, tanto por la magnitud de su volumen total con bonistas privados y con el FMI, como por el retorno de ese organismo multilateral en su rol de auditor de la economía argentina, aun persiste. Con el gobierno de Mauricio Macri la Argentina, como en el juego de la oca, retrocedía casilleros a mansalva. El gobierno que siguió no pudo o no supo cortar este verdadero nudo gordiano de la economía argentina”. Si fuera el Juego de la Oca, al mirar el gráfico del Observatorio, más que un retroceso a mansalva estaríamos viendo cómo, a partir del año 2018 -con endeudamiento en dólares y regreso del FMI de la mano de Mauricio Macri-, volvimos para atrás hasta caer en el punto de partida. La realidad que muestra este trabajo es que hoy ya estamos peor que en el año 2004. Sin embargo, la verdadera tragedia es que no están jugando un juego de mesa, sino con la mesa de los argentinos.

Imagen

De acuerdo con los investigadores que dirigieron el relevamiento de los datos, las cifras fueron obtenidas a través de un análisis del aumento de la inflación, el costo de la Canasta Básica Total (el índice que determina la línea de pobreza) y de la Canasta Básica Alimentaria (que sirve como parámetro para establecer el umbral de indigencia).

Los expertos explicaron que se realizaron dos ejercicios de simulación que tomaron los ajustes que fueron aplicados a los microdatos de la EDSA (Encuesta de la Deuda Social Argentina) en el tercer trimestre de 2023. De esta manera, se recalculó el nivel de indigencia y pobreza, teniendo en cuenta los aumentos en las canastas, a la vez que se actualizaron los montos de los ingresos laborales y no laborales que fueron obtenidos en diciembre de 2023. La segunda prueba reprodujo el cálculo, según los ingresos correspondientes a enero de 2024.

Luego de que se descubriera la variación que existió entre un mes y el otro, el informe de la UCA advirtió que el índice de pobreza era alarmante, debido a que se trató del más alto del que se tiene registro en lo que va de este siglo. Anteriormente, la cifra récord cerró en 54%, la cual correspondió a la situación social vivida en el 2002.

Por admin