Cristina Kirchner considera que el peronismo no debe apurarse en confrontar con Javier Milei, y que por lo tanto lo mejor será que esperar hasta que el presidente sea visto por la sociedad como el responsable de las medidas de ajuste en curso.

Así lo revela hoy el portal LaPolíticaOnline en base al testimonio de a llegados a la ex presidenta, quien permanecerá en El Calafate hasta fin de mes junto a su hijo Máximo, que comparte la postura de no confrontar con Milei hasta que se sienta el efecto de las acciones que impulsa el nuevo gobierno.

Justamente es la misma línea que bajó el ex candidato presidencial Sergio Massa días atrás, cuando opinó que el paro con movilización de la CGT previsto para el 24 de enero le parecía apresurado. Lo mismo repiten en el movimiento de Juan Grabois, en donde creen que a Milei hay que darle un mínimo de 100 días antes de salir a la calle.

En realidad, esta postura de los referentes que hasta el momento tiene el peronismo no es de clemencia hacia el gobierno de Milei, sino porque están convencidos en la conveniencia de esperar que la gente se enoje para, entonces sí, capitalizar el enojo.

“La campaña del miedo no funcionó, ahora hay que esperar”, dice Máximo a sus allegados. “No voy a movilizar a La Cámpora ahora, porque sería hacerle el juego a Milei”, agrega el hijo de Cristina.

En el peronismo dicen que luego de perder una elección en la forma en que se perdió no se puede salir a cuestionar en el primer mes del mandato del nuevo presidente, porque, a la larga, podría resultar contraproducente.

De todos modos, creen que sí hay que dejar correr las protestas de los sectores que ya se sienten directamente damnificados por el nuevo gobierno, como el de la cultura, por ejemplo, que ya se empezó a movilizar, o el de los trabajadores estatales.

Hoy precisamente el triunviro de la CGT y líder camionero, Hugo Moyano, planteó la necesidad de una “renovación en general del peronismo”, al sostener que el movimiento “en todas sus vertientes, en este momento tendrían que estar en la calle con nosotros. Porque el movimiento obrero pone la gente, el cuerpo, vuelve el peronismo al Gobierno y te dejan de lado”, denunció.

Y a continuación se preguntó: “¿Dónde están Alberto, Cristina, Máximo, Sergio? Tenemos que estar todos juntos. Esto no es que perjudica a Camioneros, Smata o los bancarios, acá vienen por todos los intereses de los argentinos”, alertó.

Por admin