En medio de la crisis económica y social, cocineras y coordinadoras de comedores populares de las organizaciones sociales realizan una  «Jornada Nacional ante la Emergencia Alimentaria» para exigirle a la Ministra Sandra Pettovello que haga la urgente entrega de alimentos. La acción se lleva a cabo frente al Ex Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y en todas las delegaciones del país. «Por cada comedor popular que cierra, familias enteras dejan de recibir un plato de comida. Niños y niñas quedan sin meriendas. Una red de contención en el barrio se extingue, lazos de solidaridad se deterioran, estrategias comunitarias de subsistencia se debilitan. Es entonces cuando los narcos no encuentran resistencias sociales, y se hacen lugares en comunidades aisladas y atomizadas sin la cobertura colectiva vecinal» expresaron las organizaciones sociales mediante un comunicado. Por ANRed


Cucharón en mano y con los delantales puestos, las cocineras exigen a la Ministra Pettovello que haga la urgente entrega de alimentos a los miles de comedores populares que dan respuesta al hambre en la Argentina.

En una Jornada Nacional ante la Emergencia Alimentaria desde las 10am cocineras y coordinadoras de comedores populares en CABA se concentran frente al Ex Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y en todas las delegaciones del país, para exigirle al Ministerio de Capital Humano a cargo de Sandra Petovello que ejecute el presupuesto en alimentos.

Desde hace años que estos espacios comunitarios que funcionan en los barrios más humildes de la Argentina cumplen un rol social amplio e irremplazable dado que reparten más de 10 millones de raciones diarias.

«Es desesperante y lamentable todo lo que está pasando. Las familias no pueden llegar ni siquiera a tres platos de comida al día. Están comiendo una vez al día y es el plato que le damos en el comedor. ¡Ahora nos lo están quitando!. Es lamentable lo que se está viviendo. Esta gente no sabe gobernar. No sé lo que están pensando. Lamentablemente están pagando los más pobres la deuda del país» expresó Ana Gamarra, cocinera del barrio 1-11-14, barrio de guerreras, intgrante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Ante la Emergencia Alimentaria denuncian que han tenido que reducir al mínimo o interrumpir su actividad por falta de entregas de alimentos.

“Por cada comedor popular que cierra, familias enteras dejan de recibir un plato de comida. Niños y niñas quedan sin meriendas. Una red de contención en el barrio se extingue, lazos de solidaridad se deterioran, estrategias comunitarias de subsistencia se debilitan. Es entonces cuando los narcos no encuentran resistencias sociales, y se hacen lugares en comunidades aisladas y atomizadas sin la cobertura colectiva vecinal” expresaron.

Además convocan “a la más amplia unidad de organizaciones y actores sociales, en todo el país, para conformar mesas por la Emergencia Alimentaria, para de manera urgente y unitaria hacer frente a la crisis”

Por admin