Si hay algo que las familias en todo el mundo están demostrando a medida que nos acercamos a la Pascua, es el proverbio inglés “la necesidad es la madre de la invención”.

Debido a las diversas restricciones de movimiento, incluidas las órdenes de confinamiento y el aislamiento voluntario, las familias han ideado formas alternativas de vivir las vacaciones de primavera. Estas opciones incluyen la transmisión en línea de servicios de la iglesia para Pascua, la celebración de cenas virtuales del Séder de la Pascua, la búsqueda de huevos en el patio exclusivamente para la familia y otras más.

El objetivo es cumplir con las pautas de distanciamiento mientras celebran juntos, pero físicamente separados, para evitar una mayor propagación del coronavirus. Sin embargo, algunas familias aún pueden estar planeando pasar las vacaciones con la familia extendida como normalmente lo harían, algo que los expertos advierten no debería suceder.

“Muchas personas tienen una poderosa necesidad y deseo de estar con su familia durante estas fechas especiales. Es tanto por compañía como para brindar apoyo”, señaló Joshua Coleman, psicólogo en práctica privada en Oakland, California y miembro principal del Consejo de Familias Contemporáneas.

“Esa realidad puede limitar su capacidad de evaluar adecuadamente ese deseo frente al riesgo de contagio. Además, estamos acostumbrados a asociar las enfermedades contagiosas con la demostración de síntomas obvios o angustia. Por lo tanto, la ausencia de estos también puede hacer que las personas ignoren los peligros muy reales de una posible infección”, añadió.

“Es mejor que nos quedemos en casa y nos ayudemos mutuamente simplemente adoptando la tecnología”, indicó Melissa Sorrentino de Lynnfield, Massachusetts. Ella está organizando una celebración virtual de Pascua este año.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *