En todo el país fanáticos de Diego, del fútbol o de la Argentina salieron al balcón o a la terraza a gritar el segundo gol que el 10 le hizo a Inglaterra en el Mundial 86. La celebración también llegó a las redes sociales.

Cuando el reloj marcó las 16.09, entre tantos ingleses desparramados en el campo de juego, Diego Maradona convirtió en el estadio Azteca de México el “Gol del Siglo” que lo erigió como nuevo rey del fútbol y levantó a todo un pueblo.

Los y las argentinas salieron y se unieron para celebrar ese “Gol del Siglo”; fueron “un puño apretado gritando por Argentina”. A grito pelado desde el balcón o la ventana; a bocinazo limpio desde el auto, el camión, el colectivo o el taxi. Y cada uno recordó dónde estaba exactamente ese 22 de junio de 1986.

Se gritó por Argentina, por el Diego en su primera ausencia en este tipo de aniversarios y por las Islas Malvinas. Mucha emoción y connotaciones en tan pocos segundos.

Con cada sonido, un barrilete cósmico imaginario se alimentó y cruzó el cielo hasta perderse entre las nubes.

A las 16.09, los partidos en curso, en distintas partes del planeta, se detuvieron solo para aplaudir la obra de arte de Diego, la segunda de ese día inolvidable en el Azteca porque en esa misma jornada fue el maestro del engaño con el gol de la “Mano de Dios”.

Por

Abrir chat