En pocos meses, el gobierno libertario de Javier Milei destruyó el ingreso de los asalariados y cayó en forma brutal la industria manufacturera. Números pocas veces vistos en la histórica de Argentina.

El poder adquisitivo sigue cayendo en picada. Entre diciembre y marzo, los sueldos subieron 58% mientras que la inflación en el mismo período fue del 90%. Es decir, el reacomodamiento de los ingresos se ubicó más de treinta puntos con relación al costo de vida.

Los datos surgen del INDEC y el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) que elabora la secretaria de Seguridad Social, que engloba a 10 millones de trabajadores formales del sector público y privado.

En cuatro meses, los salarios tuvieron un alza nominal del 57.9% (8,3% diciembre, 14,7% enero, 11,5% en febrero y 14% marzo ) y la inflación en diciembre-enero-febrero-marzo fue del 90,1%, lo que representa una caída del 16,9%, según los datos del INDEC.

Paralelamente, el índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) mostró una caída de 21,2% respecto a igual mes de 2023, informó el INDEC.  En el acumulado del primer trimestre de 2024 presenta una disminución de 14,8% respecto a igual período de 2023.

De las dieciséis divisiones de la industria manufacturera que analiza el instituto estadístico todas presentaron caídas interanuales.

En orden a su incidencia en el nivel general, se registraron caídas en “Alimentos y bebidas”, 14,2%; “Maquinaria y equipo”, 37,9%; “Industrias metálicas básicas”, 34,0%; “Productos minerales no metálicos”, 35,8%; “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 42,8%; “Madera, papel, edición e impresión”, 19,3%; “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”, 40,4%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 25,2%.

Por su parte, también cayeron: “Productos de metal”, 24,6%; “Productos de caucho y plástico”, 23,3%; “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 21,3%; “Sustancias y productos químicos”, 4,8%; “Productos textiles”, 25,1%; “Productos de tabaco”, 20,2%; “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, 4,0%; y “Otro equipo de transporte”, 19,8%.

La vicegobernadora Verónica Magario expresó en su red X: “La enorme recesión generada por la devaluación que hizo Milei y por sus insensibles políticas económicas, están provocando una grave caída de la industria y de la producción nacional”. Y agregó: “La intención del gobierno de realizar una apertura indiscriminada de importaciones va a destruir totalmente nuestra industria, y por ende hará perder fuentes de trabajo y repercutirá directamente en los salarios, que se pulverizarán más aún, de aquellos que conserven su empleo”.

Por su parte, Pablo López, ministro de Economía de Axel Kicillof, expresó: “Y pensar que hablaban de recuperación en ‘V’. No hay piso para la caída, solo en pandemia o en 2001 se vio algo así”.

Por admin