El Frente Sindical de Universidades Nacionales convocó a una protesta de 48 horas para la próxima semana, que incluirán una jornada de visibilización del conflicto con una marcha de antorchas (miércoles 22) y otra de paro sin concurrencias a los lugares de trabajo, el jueves 23. La medida fue decidida tras la falta de respuesta del gobierno nacional a los reclamos del sector.

Durante la reunión realizada en la sede de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) se evaluó la situación del sector universitario. “A casi un mes de la movilización en apoyo a la universidad pública más grande de la historia, el gobierno nacional no ha resuelto ninguno de los temas del conflicto universitario: salarios, presupuesto y becas estudiantiles”, manifestó el frente sindical en el comunicado posterior al encuentro.

“La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, con la inflación acumulada del 8,8% en el mes de abril, se ha agudizado y la Secretaría de Educación no convocó a una reunión paritaria para resolver el incremento porcentual para el mes de mayo, no presentó una propuesta de recuperación de la pérdida salarial acumulada desde el mes de diciembre, no incrementó la garantía salarial para los cargos de menores ingresos y no pagó el FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente)”, continúa enumerando el comunicado entre los motivos del reclamo.

Ante el reciente acuerdo unilateral entre la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el gobierno nacional, que dejó en soledad al resto de las universidades en su reclamo, el frente sindical sostuvo en su comunicado: “La propuesta realizada por el gobierno nacional para resolver la situación presupuestaria crítica de la UBA muestra que la contundencia de la marcha del 23 cambió las condiciones de negociación. Ahora falta el presupuesto de todas las universidades del país, el salario de docentes y no docentes y las becas para que las y los estudiantes puedan ingresar, permanecer y graduarse. No podemos esperar más”.

Por esos motivos se arribó a la decisión de convocar a la medida de fuerza de 48 horas para el miércoles 22 de mayo, cuando se realizará una jornada de visibilización de las demandas y una marcha de antorchas y el jueves 23, fecha en que se llevará adelante un paro nacional -docente y no docente- sin concurrencia a los lugares de trabajo.

La decisión fue tomada por los representantes de la CONADU y CONADU Histórica, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), Federación Gremial de Docentes de la UTN (FAGDUT), la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y Federación Argentina del Trabajador de Universidades Nacionales (FATUN).

Por admin