Las  950 cuentas de titulares argentinos en el exterior que no fueron declaradas en la Argentina, suman 2600 millones de dólares y ya están siendo investigadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a cargo de su titular, Mercedes Marcó del Pont.

La AFIP, comenzó a notificar a los titulares sobre dichas irregularidades detectadas. La decisión se tomó en el marco de la investigación interna del organismo estatal y que tiene su correlación en una causa judicial —investigación a cargo el fiscal Federico Delgado— en la que el ex titular de la cartera, Alberto Abad (Cambiemos) se encuentra implicado por haber escondido dicha información, siendo que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) había advertido en 2018 la maniobra contra el fisco.

Abad y sus funcionarios, quienes habrían “decidido encubrir arbitrariamente a los titulares de esas cuentas” para que no hicieran el blanqueo de capitales propuesto por la gestión anterior de Gobierno, detallaron las fuentes vinculadas a la causa.

Se trata de fondos fugados al exterior y depositados en cuentas offshore en entidades bancarias que pertenecen a países que integran el convenio de intercambio de información. Algunos de ellos son considerados paraísos fiscales por los evasores, y guaridas fiscales para los fiscos perjudicados por ese desvío para ocultamiento de fondos.

“Los procedimientos de fiscalización que se realizan en función de la información proporcionada por la OCDE resultan de trascendencia institucional y comprometen el interés fiscal en el marco del actual contexto de emergencia”, indica la norma publicada hoy en el Boletín Oficial.

Fuente: Kontrainfo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *