Abogados laboralistas advirtieron que “el modelo de país” de Juntos por el Cambio pretende “destruir los derechos laborales” con la “eliminación de la indemnización por despido” y el “traspaso la Justicia laboral al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”.

Según afirma la agencia de noticia Télam la denuncia de los abogados y abogadas laboarlista fue realizada en una volanteada frente al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF).

La abogada Natalia Salvo, una de las participantes, alertó que JxC “propone eliminar la indemnización por despido, derecho vigente en nuestro país desde 1933 y consolidado en 1945 por la acción del movimiento obrero organizado”,

Por su parte, su colega Gustavo Ciampa, de la Corriente de Abogados y Abogadas Laboralistas 7 de julio, desmintió los planteos que definen a los derechos laborales como una “mochila argentina” que añade costos.

Las estadísticas demuestran que menos del 2% de los trabajadores y trabajadoras que tienen derecho a hacer un juicio, lo hacen”, puntualizó Ciampa.

La Corriente 7 de julio, agrupación eligió ese nombre en homenaje al abogado Norberto Centeno, asesinado por un grupo de tareas de la dictadura, quien fue secuestrado en Mar del Plata el 7 de julio de 1977.

Centeno fue uno de los redactores de la Ley de Contrato de Trabajo (ley 20.744/74), y la madrugada de su secuestro se produjo en el marco de una redada general en la que fueron detenidas once personas, entre abogados y familiares, de las que la mayoría fueron asesinadas o desaparecidas.

Durante la volanteada, los letrados y las letradas plantearon que una de las consecuencias de eliminar el derecho a la indemnización por despido sería un “aumento del poder y el despotismo patronal” ya que volvería mucho más barato finalizar unilateralmente un vínculo laboral por parte de los empleadores, lo que además implicaría un poder extorsivo hacia los asalariados.

Desde la Corriente 7 de julio aseguraron que JxC “quiere ir por la Justicia laboral” y apuntaron contra el “gobierno de Macri y Larreta”, al que acusaron de pretender “traspasar la Justicia laboral a la Ciudad de Buenos Aires”, ya que eso “les permitiría que el Tribunal Superior de Justicia (de CABA) tenga la decisión final en los juicios laborales”.

“El 14 de noviembre se ponen en juego dos modelos de país, el que propone especulación y destrucción de los derechos laborales y el que propone inclusión, ampliación de derechos y trabajo digno”, subrayaron.

Por

Abrir chat