Fue hallado cerca de la localidad de San Borombón y lo trasladarán a La Plata. Para el fiscal, Exequiel Sanso podría aportar explicaciones sobre lo que ocurrió en la “casa del horror”. Aclaran que no esta imputado.

Tras una intensa búsqueda, fue hallado Exequiel Sanso, el joven de 17 años buscado por la Justicia en el marco de la investigación por el triple crimen en la localidad bonaerense de Melchor Romero. El adolescente había desaparecido el 1 de enero, luego del episodio en que su madre, padrastro y sobrina aparecieron asesinados en su casa.

Exequiel fue encontrado hoy en las cercanías de la localidad de San Borombón, en el marco de un operativo dispuesto por el fiscal titular de la UFI Nº 3, Marcelo Martini, del que participaron unos 150 efectivos policiales. 

Para el fiscal, “Exequiel” podría dar explicaciones que aporten a conocer lo ocurrido. Según Martini, es necesario que “explique por qué no estaba en el lugar donde vivía” en el momento del triple crimen. Por ello es que será trasladado a La Plata.

El 1° de enero fueron encontrados tres cuerpos en una vivienda ubicada en la calle 523, entre 164 y 165, de la localidad bonaerense de Melchor Romero, sin que haya pistas sobre el autor de la masacre.

En el lugar se encontraban los cuerpos de Alma Manino, una niña de 5 años (descuartizado adentro de una bolsa), de su abuela, Graciela Holsbak, y el de su pareja, Raúl Marino, que estaba envuelto en una frazada.

Con la instrucción de Martini, la Policía bonaerense inició una investigación para dar con el paradero del cuarto habitante de la vivienda, al que los vecinos señalaron como “Exequiel”.

Martini aclaró que el adolescente no es buscado como sospechoso del triple crimen sino como aportante de información sobre lo que pudo haber pasado en su casa el 1 de enero.

El fiscal dijo no entender por qué Exequiel escapa de las autoridades y señaló que la Policía está cerca de poder dar con él para que declare y aporte información que podría ser importante para la causa.

Este domingo más de cien policías realizaron un extenso rastrillaje que comenzó pasado el mediodía en 527 y 175 y culminó cerca de las 21 en 38 y 177, en el barrio La Emilia, por donde, según testigos, habría deambulado el adolescente en los últimos días.

En medio del rastrillaje los agentes policiales observaron a un joven con características similares a las del buscado, pero el mismo escapó tras escuchar la voz de alto y en la carrera perdió una gorra que ahora está siendo examinada.

Vecinos de la zona reportaron al 911 que el fin de semana habían visto a un joven con el torso desnudo atravesando el monte de la zona.

En tanto, Norma, una tía de Exequiel pidió que aparezca y dijo que no sospechan de él. La mujer aseguró que “nadie de la familia sospecha” de él y pidió que “aparezca con vida”. “Exequiel no haría una cosa de esas”, dijo esta mañana la familiar. Y agregó: “Era muy mimado por su madre” y que “la relación con la pareja de ésta era correcta”.

Y al ser consultada sobre qué pudo haber pasado con su sobrino, Norma expresó: “Quizá fue hasta su casa, se encontró con eso (la escena del crimen) y salió disparando”.

“Tal vez vio algo. No puedo creer que haya hecho eso”, agregó la tía, quien aseguró que “en la familia nadie sospecha de él”.

Luego contó que con su hermana Graciela eran “muy unidas”, destacó que Holsbak “estaba bárbara, no tenía problemas” y que estuvo con ella toda la mañana el 24 de diciembre.

Norma recordó que cuatro años atrás el papá de Alma, la niña asesinada, amenazó de muerte a su hermana y a su sobrina, aunque como estaba detenido se quedaron tranquilas de que no iba a poder hacerles nada.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat