El presidente de la Asociación Mutual Unidad y Progreso (AMUP), Roberto Tronceda, dialogó con FM 88.9, y contó el trabajo social realizado desde la organización para asistir a los barrios vulnerables de Tres de Febrero. Además, analizó el rol del peronismo en el distrito y la necesidad de renovar los candidatos.

Más que una mutual, cumple una función social. Tenemos alrededor de 300 chicos, a quienes no le cobramos ninguna cuota social. Sí tenemos la colaboración de muchas empresas, gente amiga y padres.

Es un club barrial con un trabajo social muy fuerte. 

Nos movemos en todos lados con herramientas y con alimentos. No vamos a solucionar el tema de todos pero es un paliativa para atravesar la pandemia. 

Hay mucha tristeza. La gente vive con esperanza porque es lo último que se pierde pero hay mucha gente que la está pasando mal. 

Hoy tenemos que estar todos juntos. Lo único que tiene que aprender el oficialismo es decir gracias. Le estamos dando cierto apoyo al gobierno municipal, lo que menos queremos es querer tener problemas. 

Primero está la gente. Después tendremos alguna discusión política seguramente porque las diferencias hay que marcarlas. El ser humano tiene que aprender a decir gracias, porque sino hoy Tres de Febrero hubiera explotado por el cielo. 

El peronismo unido tiene que recuperar la calle para recuperar la confianza que le debemos al vecino. 

Cada vez que golpeamos la puerta, donde hay una necesidad, no importa del partido que sean, ahí vamos a estar nosotros.

El peronismo en Tres de Febrero no está desunido. Tenemos algunas diferencias pero eso se arregla en casa. Estamos convencidos que tarde o temprano vamos a estar todos juntos para que el peronismo vuelva con la frente en alto. 

Tenemos que charlar con Hugo Curto para que abra las puertas del partido para que los nuevos actores de la actualidad tengan participación en la mesa. 

El pueblo siempre tiene la razón. Nosotros no debemos convencer al pueblo para que nos voten, sino para que nos acompañen porque el país está pasando un momento económico terrible. 

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *