Comerciantes reclaman poder trabajar y se manifiestan hartos de los bloqueos, detenciones y medidas arbitrarias.

El gobierno de Formosa reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos una manifestación que reclamaba contra la vuelta a “Fase 1” ante la aparición de “17 nuevos casos”, resultando varias personas heridas y detenidas. Tras la fuerte represión, los comerciantes, afectados por la medida, convocaron a desafiar la disposición y abrir sus locales. “Los comerciantes queremos trabajar sin restricciones. Nos cortan el horario y tenemos que cerrar a las 21. No nos dejan trabajar tranquilos. Hacen lo que quieren. Los comerciantes no tenemos sueldo fijo. Si no vendemos, no tenemos plata. No vivimos del Estado ni de planes”, sostuvo una manifestante.

En el segundo día de protestas frente a la Casa de Gobierno, la policía hizo uso de su poder de fuego para dispersar a los manifestantes. “Están tirando con perdigones, no con balas de goma”, declaró un comerciante gastronómico. Y agregó: “El abuso de poder y el maltrato que hay es increíble, ya no se puede más”.

“Hace más de un año que venimos tratando de sobrevivir a esta crisis, dando manotazos de ahogado, y ahora el gobierno nos premia con esta Fase 1. Venimos a protestar pacíficamente y nos están tirando con perdigones”, expresó otro comerciante.

El gobernador Insfrán justificó la vuelta a “Fase 1”, obligando a cerrar comercios y restringir al máximo la circulación de personas y defendió las políticas aplicadas en Formosa para enfrentar al coronavirus: “Es la que tiene la menor cantidad de casos y de fallecidos en todo el país”, manifestó el dirigente.

“Estamos cansados de estar encerrados. Están arruinando a los pocos emprendedores que somos en la provincia. Basta con recorrer el centro y ver la cantidad de locales vacíos que hay. Soy gastronómico y me solidarizo con todos los gremios. Nadie resiste esta situación. Es una vergüenza que nos volvamos a encerrar por 17 casos. Tuvieron un año para organizarse en materia sanitaria y no lo hicieron. Es mentira lo que dicen los ministros. Volver a Fase 1 es arruinar lo poco que quedaba”, expresó un manifestante.

 

Pocos días atrás, la Corte Suprema de Justicia emplazó al gobernador a informar si sigue funcionando el centro deportivo que fungió de centro de detención para sospechosos de Covid y sus contactos cercanos, el que recibió múltiples denuncias por abusos de derechos humanos y todo tipo de arbitrariedades, como la retención por la fuerza de personas con hisopados negativos por extensos períodos de tiempo. Las modalidades represivas del gobernador, con la excusa del virus, vienen generando todo de problemas a las personas que han debido ingresar o salir de la provincia, incluyendo el caso de la histórica trabajadora social, Naty Petrosino, quien denunció hostigamiento a su labor y hasta órdenes de captura, teniendo que escapar finalmente de la provincia.

 

 

Por