Los padres dialogaron en una entrevista a casi un año de su muerte y luego de pasar las fiestas solos por primera vez.

pocos días del primer aniversario del asesinato de Fernando Baez Sosa en mano de grupo de rugbiers en Villa Gessel, sus padres pasaron por primera vez las fiestas sin su hijo y estuvieron completamente solos: “No teníamos palabras, no nos hablamos con Silvino”, reconoció la madre del joven.

“A las 23.55 nos agarramos las manos fuertemente. Solo rezamos, le pedimos a Dios que nos de fortaleza para seguir”, agregó la mujer con un profundo dolor que nunca podrá sanar. Y continuó: “Nadie se merece lo que le hicieron a Fernando, lo mataron para divertirse”, expresó la madre, quien está a la espera que la justicia actúe para castigar a los culpables.

“A veces me quiero culpar por haberle dado permiso, por haberle dado esa oportunidad de ir”, reveló la madre a casi dos semanas del primer aniversario de la muerte de su hijo, cuando un grupo de jóvenes violentos que jugaban al rubgy le pegaron en patota hasta quitarle la vida.

Los asesinos fueron imputados luego por el delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, y están identificados como Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21), Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19).

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *