Personas que no están en edad de riesgo y sin patalogías previas han muerto por la enfermedad. ¿Qué pasó?

En el 80% de los casos el coronavirus se presenta como una gripe común, mientras que a otros los ha llevado a estar conectados a un respirador e incluso a la muerte.

Aunque las personas con más riesgo de complicarse con los síntomas de la enfermedad son las que tienen más de 60 años, se han registrado casos de pacientes más jóvenes que no lograron ganarle la batalla al COVID-19.  Enfermedades previas como diabetes, hipertensión y problemas coronarios forman parte de las patologías que pueden agravar la condición de una persona contagiada con coronavirus, sin embargo, se ha producido complicaciones en individuos que no presentaban ninguna de esas características. ¿Por qué? Los investigadores buscan una luz para esa pregunta y para ello están considerando varias teorías. Una de las que está ganando peso es la de la predisposición genética, que se basa en la idea de que nuestras propias particularidades genéticas podrían influir en la manera en la que el virus afecta nuestro cuerpo. “No se trata de una idea nueva. Por estudios en los que se comparan mellizos y gemelos, sabemos que la susceptibilidad a las grandes enfermedades infecciosas en el mundo como la tuberculosis, la hepatitis o la malaria, varía en parte según las características genéticas“, le explica a BBC Mundo Stephen Chapman, especialista en enfermedades respiratorias e investigador de Genética Humana del Wellcome Trust Centre de la Universidad de Oxford, en Reino Unido. Otro punto que se está indagando es sobre la presencia de genes dentro del cromosoma X que influyen en la respuesta a la enfermedad. Esto se lo está analizando ya que los hombres parecen más afectados por el coronavirus que las mujeres. Una de las explicaciones que se han dado en un estudio llevado a cabo en China, es que esto puede deberse a que tienen hábitos de vida más riesgosos vinculados al tabaco y el alcohol. Sin embargo, “otra posibilidad es que haya un componente genético, ya que hay muchos genes de la inmunidad que están en el cromosoma X“, dice Chapman. Una línea de investigación adicional expone un factor que no ha sido muy expuesto. ¿Hay otro coronavirus circulando? Michael Snyder, profesor y director del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, le dice a BBC Mundo que hay “otro coronavirus que está circulando y del que no se ha hablado mucho, llamado HCoV-229E , y que produce resfriado común“. “No sabemos si el haberse infectado previamente con este resfriado común (que obviamente no es tan severo como la Covid-19) puede hacerte más inmune o todo lo contrario, más hipersensible “, añade. Un último aspecto, y que demuestra la relevancia del distanciamiento social, es la carga viral, que tiene que ver con el momento de la exposición al virus. “Sabemos, por estudios llevados a cabo en China, que quienes cuidan de pacientes con Covid-19 son más susceptibles que otros porque, probablemente, están expuestos al virus todos los días, todo el día, durante sus horas de trabajo”, explica Alice Sinclair, viróloga de la Universidad de Sussex, en Reino Unido. “Pero lo que no sabemos es si eso es por la cantidad absoluta de virus a la que están expuestos o el número de encuentros que han tenido con este”, agrega. “En términos de carga viral, cuanta más exposición tengas, más oportunidad tendrá el virus de infectar tus células donde puede replicarse”, asegura. Un adicional que está investigando los expertos guarda relación con la mutación del virus, ya que puede haber una cepa más virulenta que otra. Esto, sin embargo, no ha sido todavía confirmado para el SARS-CoV-2, que es el nombre científico del nuevo coronavirus.

Fuente: www.canalnet.tv

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat