La especialista en bioquímica, Mariana Colonna, dialogó con el programa “EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS”, que se emite por FM 88.9, y comentó los avances hechos en la investigación del suero equino que lograría generar anticuerpos para ser suministrados a pacientes enfermos de Covid-19.

El que te da el ok para que salga el suero es la ANMAT que regula todos los procesos de investigación de un medicamento. Ese es el motivo por el cual aun no se estaba al tanto de las pruebas en humanos, porque genera muchas expectativas.

Hay que manejar las cosas con cautela para no generar falsas esperanzas y para que la comunicación llegue en el momento oportuno.

Las vacunas tienen mucha publicidad porque hay muchísimos ensayos de vacuna. En cambio, el suero terapeútico es el único en el mundo.

La gente de la Universidad de San Martín ha ayudado en la caracterización y el desarrollo de la proteínas.

El suero equino se produce a partir de un proceso que empieza en la biotecnología y se lo inocula a caballos. Cada caballo tiene la capacidad de generar muchísimos anticuerpos, los cuales son las proteínas que nosotros desarrollamos como mecanismo de defensa contra cualquier enfermedad.

Generamos un suero específico para que el caballo genere anticuerpos ante el virus que le introducimos.

Lo que pasa con el coronavirus es que uno se enferma y necesita un tiempo para generar las defensas de 10 a 15 días, y en ese tiempo, el virus pudo haber hecho estragos. Entonces, la propuesta de este suero terapeútico es dar los anticuerpos ya producidos por el caballo.

En la vacuna, se introduce un pedacito de virus no infeccioso al organismo para que genere los propios anticuerpos. Pero eso no es terapeútico, ese es el concepto de una vacuna. Pero necesitás 10 a 15 días para generar los anticuerpos, entonces te sirve de forma preventiva, para que al día de mañana, si viene el virus, tengas las defensas preparadas.

Acá no hay tiempo, la vacuna nos va a proteger a largo plazo. Cuando la enfermedad ya está instaurada, la vacuna no sirve, tenés que ir a lo terapeútico.

Siempre es mejor prevenir que curar, pero una vez que la enfermedad está instaurada, obviamente tenemos que hacer algo porque hay un gran porcentaje de pacientes que se complican muchísimo.

El objetivo primario es evitar las complicaciones para que el paciente se vaya lo antes posible a su casa, y también para alivianar la salud pública porque cuanto más rápido se vaya el paciente, menos días de internación va a tener, menos gasto para el hospital y que las camas van a estar disponibles para otras personas.

Por suerte, en esta pandemia, los científicos han sido muy generosos en compartir la información. Eso sirvió para que todos pudiésemos avanzar en distintas estrategias. Tratar una enfermedad y descubrir un medicamento es muy difícil. Cualquier medicamento que uno hace te lleva diez años.

El ensayo clínico del suero va a durar dos meses. Tenemos que lograr buenas pruebas en 250 pacientes para hacer los análisis de forma controlada y rigurosa. Se está haciendo mucho esfuerzo. Esperamos que en septiembre u octubre tengamos algo para compartir.

Ya estamos produciendo a riesgo el producto a gran escala. Normalmente uno espera a terminar el ensayo clínico, pero ahora se está haciendo en paralelo para probar si sirve y tener así miles de dosis preparadas.

 

Por Federico Esteban

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *