El actual jugador de Independiente, Lucas Romero, pasó por el programa “HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE”, emitido por FM 88.9, y repasó toda su trayectoria como futbolista profesional, desde sus comienzos en Vélez hasta su paso por la Selección Argentina.

Vélez es el club del cual soy hincha, le tengo mucho aprecio. Llegué con 7 años, hice todas las inferiores hasta que debuté con 18. 

Todo comenzó en Punto de Encuentro, en el centro de 1° de Mayo, en Loma Hermosa, donde comencé jugando baby fútbol y donde me divertía y era feliz con mis amigos del barrio. 

El “Tigre” Gareca es un señor entrenador, una gran persona, que siempre supo aconsejarme y me dio la confianza para dar los primeros pasos míos en Primera División. 

Haber jugado en la Selección Sub 20 fue la alegría más grande de mi vida después del nacimiento de mi hija. Representar a la Argentina es el sueño que todo pibe y jugador lucha desde chico. Cuando comencé a jugar al fútbol, no soñaba con ponerme la camiseta de Vélez, sino la de la Selección Argentina, es la que todos quieren. 

Me siento parte del barrio por más que me fui un tiempo, hoy no estoy viviendo en Loma Hermosa pero sí me siento parte de acá. 

En mi casa nunca me faltó nada para comer. Y si no había para comer, tomábamos un café con leche y era feliz. En Invierno no teníamos frío. Siempre les agradezco a mi papá y mi mamá porque dieron todo lo mejor de ellos para poder ayudarme. Cuando no tenía para viajar, mi abuelo me daba o mi tía y me iba a entrenar. 

El sacrificio tuvo su recompensa porque uno deja muchas cosas de lado, muchas cosas que capaz un pibe de mi edad suele hacer como ir a un cumpleaños de 15 y yo no lo podía hacer porque al otro día tenía que entrenar o porque tenía que cuidarme. 

A los 16 años yo tenía un objetivo claro que era ser jugador profesional, era una edad donde me encontraba bastante maduro y me enfocaba mucho en lo que era el fútbol. Tenía la posibilidad de salir los fines de semana con amigos pero estaba enfocado en ser jugador de Primera División. Sí tenía mis momentos de disfrutar con mis amigos pero me dedicaba completamente a entrenar. 

En el fútbol hay que ir tranquilo, planteando objetivos cortos como cuando me propuse consolidarme en Primera División. Ahora, nuevamente pretendo consolidarme en el fútbol argentino. Volví hace seis meses, en Independiente, y mi principal objetivo es consolidarme acá y encontrar mi mejor rendimiento. 

En Independiente estamos entrenando por Zoom, de lunes a viernes. El profe siempre trata de mantenernos en forma física pese a que no es lo mismo entrenar en un campo que entrenar en tu casa. Hay muchos chicos que viven en departamentos y el profe tuvo que adaptar los entrenamientos a espacios reducidos. Es todo muy de nuevo. 

El fútbol brasileño es muy diferente al argentino. Los brasileños viven y son igual de apasionados que los argentinos. Lo que sí el fútbol es bastante distinto. El fútbol argentino es más pegado, con más roce, y el brasileño es más técnico, con transiciones más rápidas. Pero pude adaptarme rápido a ese fútbol. 

Mi consejo para los chicos que están en inferiores es que luchen por sus sueños y metas. Todo su sacrificio tiene su recompensa. Hay que enfocarse en lo que uno quiere y también es importante el estudio, es decir, no dejar de estudiar. Se van a encontrar con muchas adversidades pero nunca hay que bajar los brazos para luchar por lo que uno quiere. ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

https://www.mixcloud.com/UnionDeRadios889/hablando-se-entiende-la-gente-100720/
https://www.youtube.com/watch?v=yi3977cSbyQ

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *