Los estudiantes deportistas cerraron el año con un evento que sirvió para estrechar aun más sus vínculos.

Encolumnarse detrás de un proyecto colectivo, afianzarse como grupo, defender los colores de la institución, crear nuevos grupos de amigos, solidarizarse con el que está pasando un mal momento e incorporar valores éticos en la práctica deportiva fueron las frases que más se repitieron entre los atletas, entrenadores y coordinadores que celebraron la Primera Fiesta del Deporte de la UNTREF. Casi 250 representantes de todas las disciplinas que se practican en la Universidad se reunieron en el campus universitario de la Sede Lynch para compartir una jornada de distención en donde se premió el esfuerzo individual y grupal.

Como sucede en los Juegos Olímpicos, cuando los atletas de distintos deportes no se conocen pero al ver que tienen en común los colores nacionales se unen y construyen un grupo homogéneo, los deportistas de la UNTREF se olvidaron por un momento qué disciplina practicaban y se encolumnaron detrás de la bandera de su institución. De esta forma, se veía cómo algunos del equipo de ajedrez hablaban con los chicos de básquet, los de fútbol se sacaban selfies con los de natación y los de futsal compartían bebidas con los de vóley en el interior del Microestadio y en una jornada que tuvo premios y música y que comenzó con un torneo de futsal interno en donde compitieron más de 200 estudiantes.

“El balance de este año fue muy positivo porque tuvimos participación en un mayor número de deportes. A pesar del contexto económico adverso logramos tener presencia en ligas universitarias de otras federaciones y llevamos más de 150 atletas a los Juegos Universitarios Regionales (JUR) en donde conseguimos varias medallas. De todas formas, más allá de los resultados, lo que más destaco es la integración y la unión que se generó entre todos los deportistas”, declaró Esteban Símaro, director de Deportes y uno de los organizadores del evento, quien además remarcó la importancia de la práctica deportiva en el crecimiento integral de la persona, confluyendo el bienestar físico, emocional y social. 

Fútbol, natación, ajedrez, futsal, hockey sobre césped, atletismo, básquet, atletismo, vóley y rugby son los deportes en los que compitió la Universidad durante todo el año. Durante el festivo encuentro, no sólo los atletas fueron merecedores de reconocimientos y aplausos sino que también se destacó el trabajo realizado por los entrenadores, preparadores físicos, kinesiólogos y delegados, piezas fundamentales todos ellos en cada equipo y en cada deportista. Tal es la responsabilidad de cada uno de ellos que aprovecharon la jornada para llevar a cabo una reunión de trabajo en donde compartieron el balance de 2019.

Tras la entrega de premios al Mejor Compañero de cada equipo, al de Mayor Progreso durante el año, al Mejor Jugador en cada disciplina, y al Atleta Destacado en cada deporte –con un total de 102 menciones– llegó el reconocimiento a los Líderes Dorados: los tres estudiantes que sobresalieron por respetar los valores de la Universidad, presentar permanente predisposición para colaborar con los entrenadores y quienes, gracias a su aporte, resultaron fundamentales para la realización de todas las actividades organizadas por el área de deportes. Los ganadores fueron Paola Lastoria, jugadora de futsal; Federico Silva, de básquet; y Omar Luquez, de fútbol.

“Tener este reconocimiento de parte de mis compañeros es muy importante. Como capitán del equipo siempre trato de brindarme y sumar en todo, por lo que ser premiado con esta mención demuestra que ellos notan el compromiso y la alegría que me genera ser parte de este grupo”, expresó Silva.

La fiesta terminó con un aplauso colectivo para todos los que construyen día a día el área de Deportes de la UNTREF, desde el atleta más distinguido y premiado hasta los que cumplen el rol de planilleros, desde el entrenador hasta el kinesiólogo, desde el jugador que se encarga de patear el penal decisivo hasta el que le toca apoyar desde afuera, todos ellos cumpliendo un rol fundamental en lo que es, en sus propias palabras, una gran familia.


Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *