El Ciclón ganó 2-0 y sigue de racha. En el cierre, hubo empujones, peleas y expulsiones.

En un duelo caliente, San Lorenzo derrotó 2-0 a Rosario Central y sigue de racha positiva, para quedar cerca de los puestos de clasificación de la zona 1. Franco Di Santo y Ángel Romero marcaron los tantos del Ciclón, en un duelo que terminó en escándalo por peleas, empujones y expulsiones en el cierre.

En líneas generales, San Lorenzo fue justo ganador, más allá que recién en el final pudo liquidar la historia. Lo mejor del elenco de Dabove se vio en la primera parte, donde encontró el tanto de Di Santo, que definió muy bien de zurda a los 37′. Después en la etapa complementaria, el encuentro fue más disputado y parejo, sin demasiado brillo.

Lo mejor que tuvo el Cuervo fue el juego de los hermanos Romero, que fueron el blanco de patadas por parte del Canalla. Tras una infracción sobre Ángel, llegó el escándalo: empujones y peleas entre jugadores e integrantes del cuerpo técnico, opacaron el encuentro. Además hubo discusiones en el tunel, donde sobresalió la discusión entre Hugo Tocalli y el Kily González.

Vecchio vio la roja en el Canalla tras el parate y minutos más tarde, Blanco vio la segunda amarilla por un manotazo sobre Ángel Romero. El mismo paraguayo cobró venganza por las infracciones y con un exquisito remate de zurda, liquidó las acciones en la última del encuentro. Nuevo triunfo de San Lorenzo, que alcanzó la línea de Estudiantes (-1) y quedó a un punto de la zona de clasificación. Por su parte, Central, quedó a tres y sigue con su andar irregular.

Por