Entrevistada por el programa “MÁS QUE PALABRAS” por FM 88.9, la diputada de Cambiemos Gisela Scaglia se refirió sobre la medida tomada acerca de la empresa  Vicentín.

Denunciamos al presidente por abuso de autoridad. Lo que hay es un atropello a la Constitución Nacional en primer lugar. Porque la propiedad privada es sagrada y nadie puede mediante un decreto intervenirla como lo está haciendo ahora el presidente de la República. Y el segundo abuso de autoridad que tiene el presidente es contra la provincia de Santa Fe. Lo cierto es que la provincia de Santa Fe tiene su propio orden jurídico, tiene su gobernador, sus jueces, su cámara legislativa, y en el decreto de intervención se lleva puesto todo eso. Y en este caso particular, nos encontramos con una empresa que inició un proceso de concursos y quiebras, que tiene una causa abierta, con un juez a cargo en la ciudad de Reconquista, por lo que este decreto hace que esa causa no siga su curso normal. El presidente cree que a dedo puede llevarse puesta la Constitución Nacional y la Constitución de la provincia de Santa Fe y en este lugar lo denunciamos penalmente para ponerle un freno. Este el primer paso porque lo que sentimos acá es que los derechos de los argentinos deben respetarse.

Lo que pasó con Vicentín es que no hay un problema con las fuentes de empleo. Acá había un problema con un montón de productores que habían vendido sus cereales a Vicentín y que son los acreedores de la empresa. Son los que dicen ‘a mí me deben plata’. Pero la empresa siguió su camino normal, hasta esta semana había pagado los sueldos completos. Lo que hay es un problema de deudas que tiene la empresa con acreedores que en gran parte pueden ser los productores agropecuarios afectados. Pero hace mucho que los productores agropecuarios reclaman por este monto afectado y nadie los había escuchado. Lo que aparece ahora es ‘¿cómo lo vamos a resolver?, interviniendo la empresa y expropiándola’. 

La palabra expropiación me lleva a pensar en Venezuela. Expropiar es Chávez. Expropiar es robar. Expropiar es parte del plan del kirchnerismo. No están expropiando una empresa que no tiene valor, están expropiando una de las empresas más importantes de la provincia de Santa Fe, con mayor influencia en el mercado de granos, pero además una de las accionistas del puerto cerealero más grande del mundo. 

Pensar que de Vicentín sale un paquete de fideos, una lata de arvejas, una lata de choclo, un paquete de arroz, es no conocer la empresa. 

¿Qué necesita la Argentina? Dólares. Porque no podemos no tener mercado externo. De cada tres dólares que entran en el país, dos los provee el campo. Si le rompen la cadena productiva al campo y si se quedan con empresas como Vicentín, lo que vamos a lograr es tener menos divisas en la Argentina y ahí sí vamos a tener grandes problemas. 

Con Vicentín había que dejar que se expidiera el juez de la causa. Es el camino normal de Vicentín y de cualquier negocio de la Argentina que tiene que llamarse a quiebra. Va a ser el camino normal de comercios después de la pandemia también. 

El gobernador no va a poder caminar desde su casa que está en Rafaela hasta donde sea porque lo cierto es que él vive en una de las zonas productivas más importantes de la provincia de Santa Fe. 

En Santa Fe, las entidades rurales, agropecuarias, los productos, hicieron llegar su preocupación tanto al gobernador como al presidente lo que les preocupa de esta decisión. En esta provincia, el campo es muy importante.

Hay muchas empresas en la misma situación que Vicentín. Lo que nos tenemos que preguntar es por qué el Estado Nacional no interviene esas empresas. Algunas porque son de los amigos. Otras porque no son rentables. Me da la sensación de lo que acá hay también es plata. Porque el Gobierno no está diciendo cuánta plata van a poner para levantar Vicentín. Esta intervención significa que todos los argentinos vamos a pagar las deudas de una empresa privada. Y no solo eso porque nos va a costar carísimo el juicio de la empresa privada al Estado. 

Esta expropiación no puede hacerse en el Congreso como está funcionando ahora. ¿Alguien se puede animar a votar una expropiación de manera virtual? No hay forma.

El Banco Nación deberá dar respuestas de la plata que prestó y cómo la prestó. Lo cierto es que la empresa tenía con qué responder a ese préstamo.

Vicentín es una de las empresas que trabaja hace 50 años con el Banco Nación. No es la primera vez que recibe un crédito. Vicentín viene pidiendo créditos con Cristina Fernández, con Néstor Kirchner, es algo común. Es una empresa que trabajaba con el Banco Nación y las empresas para crecer tienen que tener endeudamiento. Eso no es lo grave. ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

Por Federico Esteban

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat