(CNN Español) — Privilegios de inmunización, políticos saltándose la fila para recibir vacunas experimentales, pruebas falsas de covid-19, ampolletas fraudulentas y hasta simulaciones de inyecciones a ancianos. Los escándalos de la vacunación contra el coronavirus han recrudecido una crisis sanitaria de por sí grave en América Latina.

Estos son algunos escándalos y polémicas que han marcado a la región en los últimos días.

«Vacunas de viento» en Brasil

El Ministerio Público de Río de Janeiro está investigando al menos cuatro casos de «vacunas de viento». Personas han denunciado haber revisado videos de la vacunación de sus familiares y haber comprobado que aunque se simulara que estaban siendo vacunados, no había vacuna en la jeringa o que se simuló una inyección sin apretar la jeringuilla.

Un video divulgado a los medios de comunicación mostraría que el 12 de febrero en el municipio de Niteroi una técnica de enfermería que atendió a un hombre de 90 años «no presionó la jeringuilla, dejando de aplicar el inmunizante», de acuerdo con el Ministerio Público, que la acusa de haberse apropiado de la vacuna y pidió prisión preventiva.

Asimismo, en Copacabana, en Río de Janeiro, otro video grabado por familiares mostraría que la jeringuilla para inmunizar a una mujer de 85 años estaba vacía en el momento de la inoculación.

A raíz de las acusaciones, en algunos puntos de vacunación como los de Bangú y Campo Grande en Río de Janeiro se prohibió grabar la vacunación.

Sin embargo, la Secretaría Municipal de Salud de Río de Janeiro emitió una orientación para que no se impidan las grabaciones.

CNN ha intentado contactar a la Fundación Estadual de Salud por comentarios.

«Vacunatorio VIP» en Argentina

La semana pasada, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, pidió la renuncia a su ministro de Salud, Ginés González García, luego de que se desatara un escándalo de presunto tráfico de influencias para vacunar a funcionarios afines al oficialismo.

«En Argentina se vacunó a 70 personas de manera irregular», dijo el presidente Fernández en su visita a México. Y agregó que «el concepto irregular es un concepto que se debe revisar. Entre los vacunados habían personas que estratégicamente debían vacunarse».

Carla Vizzotti, quien reemplazó a González como nueva ministra de Salud, dijo que estas vacunaciones eran un «error» y negó haber estado al tanto cuando se realizaron, de que hubiera un «vacunatorio VIP» y que la cartera que ahora ella conduce haya separado 3.000 dosis para su uso discrecional.

«Desde el Ministerio de Salud vamos a fortalecer la transparencia porque nosotros tenemos la trazabilidad de las vacunas, tenemos el sistema de quién se vacuna y no se vacuna, y tenemos también la posibilidad de fortalecer eso a través de un mecanismo mucho más específico, más concreto y, claramente, difundirlo regularmente porque es un tema de mucha sensibilidad», dijo este lunes Vizzotti en una entrevista con Radio Con Vos.

LEESurgen nuevas revelaciones sobre el «vacunatorio VIP» en Argentina, mientras la ministra anuncia medidas

«Vacunagate» en Perú

Polémica en Perú por aplicación irregular de vacunas 1:33El viernes, la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción pidió la detención preliminar de funcionarios públicos que se habrían beneficiado de la vacuna experimental al margen de los ensayos clínicos que lleva a cabo la Universidad Peruana Cayetano Heredia y el laboratorio chino Sinopharm.

Entre estos funcionarios están las exministras de Salud, Pilar Mazzetti, y de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete. Ambas admitieron haberse vacunado.

Astete dijo que hacerlo fue «un grave error». Mazzetti pidió disculpas por lo que llamó «el peor error» de su vida.

El «vacunagate» involucra a funcionarios actuales y gubernamentales, incluido el expresidente Martín Vizcarra, quien, en una declaración pública el lunes, culpó a «una clase política que solo está interesada en generar caos», por su implicación en un escándalo.

Además, Vizcarra tuiteó el domingo que su decisión de vacunarse «no había causado ningún daño a nadie y mucho menos al Estado». Y que «no aprovechó la situación porque era un proyecto [para desarrollar] una vacuna que aún no había pasado por todas las fases de aprobación».

«Tuve razones válidas para no hacer pública mi participación [en los ensayos clínicos], ya que la misma hubiese puesto en riesgo el normal desarrollo de la Fase III de la vacunación experimental de Sinopharm a nivel mundial», escribió el expresidente.

Vizcarra aparece en una lista de casi 500 personas que «aprovecharon su posición» para tener acceso a la vacuna de fabricación china, según el actual presidente interino, Francisco Sagasti, a principios de esta semana.

LEEFrancisco Sagasti sobre el vacunagate: “Lo que ha sucedido es una aberración que debe ser tratada como tal”

Otras polémicas

Y las polémicas no solo han aparecido alrededor de las vacunas.

El 15 de febrero, la ministra de Salud de Guatemala, Amelia Flores, denunció la entrega de un lote de 30.000 pruebas para detectar el covid-19 supuestamente falsas.

Según una fuente allegada al despacho de Flores, por medio de la Unidad de Transparencia y Anticorrupción del Ministerio de Salud, se presentó una denuncia al Ministerio Público «por posibles ilícitos cometidos en la adquisición de insumos para el fortalecimiento de la capacidad de diagnóstico de pacientes en los Hospitales Regionales de Zacapa, Huehuetenango y Chimaltenango, en atención al estado de calamidad, según Decreto Gubernativo 5-2020».

La fuente agrega que los responsables de su aplicación encontraron anomalías y que «se detectó que los insumos comprados a una sociedad anónima no cumplen con la calidad ofertada y producen resultados inválidos a la hora de utilizarlos para los fines que fueron adquiridos».

 

Según el Ministerio de Salud, el producto entregado no incluye el manual de instrucciones y su envasado, presentación y etiquetado son diferentes comparados con el producto auténtico.

El jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Stuardo Campo, dijo a CNN que el martes que la ministra Flores entregó una extensa denuncia que involucra a la empresa Kron Científica e Industrial, S.A. y a exfuncionarios de la dependencia de Salud, quienes habrían intervenido en la compra de las pruebas presuntamente falsas.

En el portal oficial de Guatecompras aparecen varias adjudicaciones a la empresa Kron Científica e Industrial, S.A. entre las que se destaca una compra realizada en septiembre de 2020 para adquirir un lote con 30.000 pruebas por un monto de Q7,350,000 (unos US$ 954.000).

La Fiscalía indica que desde el viernes pasado se embaló la evidencia y que se continúan las pesquisas y que se está investigando si la empresa cometió los delitos de fraude, estafa, estafa en entrega de bienes, falsedad material, falsedad ideológica, entre otros.

CNN ha tratado de contactar al representante legal de la empresa cuestionada, sin recibir respuesta.

Por otro lado, mientras Colombia comenzaba su plan de vacunación contra el covid-19, las autoridades decomisaban 70 vacunas fraudulentas fabricadas en China en el aeropuerto El Dorado de Bogotá.

El Ministerio de Salud de Colombia informó en un comunicado que a través de un operativo del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) “se restringió el ingreso de las vacunas a una pasajera, quien venía de un vuelo procedente de Emiratos Árabes Unidos».

“En la inspección se evidenció que los productos ingresaron al país con rotulado en idioma extranjero», dijo el ministerio.

Agregó que «las cantidades manifestadas en el listado de empaque es de 100 vacunas (ampolletas) y una vez revisado se observó que llegaron 70 vacunas. También se constató que no coincide el número de lote de la lista de empaque con el rotulado de las cajas inspeccionadas».

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *