Los trabajos con perros rastreadores se realizaron hoy por la mañana. El rastrillaje podría extenderse por varios días.

El rastrillaje en la zona de Palomitas por el caso María Cash continúa de manera intensa y con mucha presencia policial. Las tareas comenzaron ayer y se extenderán por varios días, por lo complicado y extenso de la zona. Hoy por la mañana participaron del rastrillaje un grupo de la Policía con perros rastreadores. Fuentes cercanas a la investigación indicaron a este medio que una de las perras, “Samanta”, que participa del rastrillaje marcó cinco posibles lugares donde se podría encontrar restos humanos. Por el momento no trascendió mayor información y existe un gran hermetismo sumada a un gran presencia de fuerzas de seguridad que alteraron la tranquilidad reinante en esa zona de monte. 
Por su parte el abogado de la familia Cash se había mostrado esperanzado en que se obtengan resultados positivos tras el rastrillaje. ‘Tenemos un dato firme y preciso‘, aseguró aunque repitió en varias ocasiones que prefería no dar más datos para no entorpecer la investigación y aclaró que los rastrillajes se realizan como parte de una línea investigativa .

La búsqueda

El rastrillaje en una zona focalizada de monte del paraje salteño Palomitas comenzó ayer y se retomó hoy en el marco de la búsqueda de la diseñadora porteña María Cash, quien fue vista por última vez en el acceso a la ciudad de Salta el 8 de julio de 2011.
En la tarde el abogado de la familia Cash, Pedro García Castiella, había desmentido la versión sobre el hallazgo de restos humanos que podrían ser de la joven desaparecida, y explicó que se trata de un rastrillaje en una zona muy focalizada del paraje, ubicado a unos 66 kilómetros de la capital salteña, justamente para verificar una línea investigativa.

El misterio

El 8 de julio de 2011 fue el día en que misteriosamente desapareció en Salta María Cash, la diseñadora de ropa que había salido días atrás desde Buenos Aires con destino a Jujuy.
El día que partió, la joven diseñadora fue acompañada a la terminal por su padre, quien la depositó en un micro de la empresa Merco Bus, interno 1690. Si bien debería haber arribado a San Salvador de Jujuy a las 18 del día siguiente, algo ocurrió en el ínterin. La propia familia dijo: “Lo que sabemos es que María descendió del micro en Rosario de la Frontera. Hizo dedo y retrocedió hasta la provincia de Santiago del Estero, desde donde se comunicó con Juan Pablo Dumón pidiéndole que le pague un pasaje hasta Jujuy”. Está acreditado que Dumón le compró a María Cash un pasaje vía Internet, el cual le permitió llegar a esa provincia el miércoles 6 a las 8.30. En ese momento, el celular de la joven estaba sin batería, por lo cual se habría acercado a un local para pedir que se lo cargaran.

Al mismo tiempo, el dueño del negocio le habría prestado su celular para que se comunique con Dumón.
Cash llamó a Dumón pero atendió su hermana, quien le ofreció pagarle un remís para llegar a su casa ubicada en Jardín de Reyes. A partir de ese ahí, el rastro se perdió casi por completo. Solo aparece un llamado ese mismo miércoles a las 17.27 donde Cash, desde un locutorio, llamó al celular de su madre y le dijo que estaba sin plata, que no estaba bien (aseguró estar angustiada), que tenía ganas de ir para Salta.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *