Doblete de Tevez, uno de Salvio y el último de Villa, para la goleada xeneize. Boca sigue firme en la pelea por la punta de la Superliga.

A Boca no le pesó la presión y jugó el mejor partido en la era Russo. River ya había ganado previamente ante Banfield y un empate dejaba al Xeneize prácticamente fuera de la pelea con su eterno rival por la Superliga.

Sin embargo, el xeneize lo ganó de principio al fin y terminó redondeando la actuación más vistosa y sólida desde que asumió el entrenador que lo sacó campeón de la Copa Libertadores 2007. Fue 4 a 0 con un Tevez descomunal y hasta erró dos penales.

Esta es la mejor noticia para los hinchas de Boca de cara al final de la Superliga, ya que los rivales que se vienen son de los más accesibles (Godoy Cruz de local, Colón de visitante y Gimnasia en La Bombonera) y el equipo azul y oro parece llegar mejor que nunca a la recta final. Demostró que tiene una jerarquía en su plantel y eso le permite soñar con arrebatarle el título al Millonario.

La gran figura fue el Apache, que se despachó con un doblete y hasta malogró un disparo desde los doce pasos. Tevez abrió el partido a los tres minutos, al dejar en el camino al arquero y definir sutilmente luego de un grosero error de Marcelo Meli. Boca aumentó la diferencia gracias a una definición con categoría de Eduardo Salvio, a los 26.

El conjunto de Miguel Russo ya lo pudo haber liquidar en el primer tiempo, pero Diego Rodríguez se lo impidió al Apache a los 36 minutos desde los 12 pasos.

Sin embargo, el propio Apache puso el tercero a los 8 del complemento y Villa amplió a los 14 ante la impotencia local. El ingresado Soldano tuvo el quinto pero Rodríguez se lució al atajar otro penal.

La presencia de Boca revolucionó Santiago del Estero, el estadio de Central Córdoba lució un lleno total pero el equipo local no estuvo al altura.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat