Le contestó de ese modo al candidato K, que había criticado a intendentes que se despegan de Macri y la gobernadora.

Como en varios otros municipios del Conurbano bonaerense, en las últimas semanas en Tres de Febrero comenzaron a aparecer carteles, lonas y afiches centrados exclusivamente en la gestión local y en la imagen del intendente-candidato, Diego Valenzuela, y desaparecieron varias gigantografías en las que se lo veía junto a la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri.

La estrategia de “municipalizar” las elecciones y despegarse en el ámbito local se viene replicando en distritos gobernados por el macrismo donde, tras la victoria en las Primarias del Frente de Todos, los jefes comunales temen que el voto castigo al oficialismo nacional o provincial los perjudique en octubre.

En las PASO de agosto, Valenzuela perdió por 12 puntos frente a la suma de votos de los cinco candidatos del peronismo. Pero el corte de boleta de unos 11 mil vecinos que en agosto favorecieron al jefe comunal mantienen vigente la esperanza reelección del oficialismo. Esta semana, el jefe comunal le respondió al candidato a gobernador Axel Kicillof, que le apuntó a los dirigentes que se despegan de la imagen de Vidal y Macri.

El sábado, en un acto en Quilmes, Kicillof señaló: “Les han dicho a muchos candidatos del oficialismo que les conviene salir solitos a ver si así consiguen un voto más. Hacerse pasar por lo que no son, despegarse de lo que están pegados”, sostuvo Kicillof. Con un método sutil, Valenzuela le respondió: le contestó un tweet con un video en el que se ve un tráiler de campaña con una gigantografía suya junto a Vidal.

El mandatario niega que busque alejar su imagen de la de Vidal. Lo cierto es que la campaña se volvió híper local: Valenzuela recorre barrios con las tradicionales sombrillas, lonas y pecheras, pero no se advierten referencias a Juntos por el Cambio. La campaña es él, su cara y los logros de su gestión. Otros intendentes que siguieron este camino son Grindetti en Lanús; Tagliaferro en Morón y Martiniano Molina en Quilmes.

En conversaciones con Clarín, Valenzuela evitó una respuesta concreta a este tema. “El corte de boleta es una posibilidad y de hecho hemos visto que se dio en las PASO, pero nosotros pertenecemos a un proyecto amplio en el que seguimos trabajando”, señaló, en su momento. Aunque no lo declaren abiertamente, en el distrito ya comenzaron a verse boletas cortadas.

Hoy, el eje está puesto en mostrar los logros. Las redes se inundaron de fotos de “antes y después” de calles, pavimentos, obras de agua y mejoras en centros de salud. El análisis de los resultados de las Primarias sirvió, también, para replantear el mapeo del distrito y reforzar la comunicación en distintas zonas.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *